125 años de la llegada de Concepcionistas a Burgos

125 años de la llegada de Concepcionistas a Burgos

El 15 de octubre de 2017 se celebró el 125 aniversario de la llegada de Santa Carmen Sallés a Burgos, fundadora de la Congregación de Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza, que está presente en la actualidad en las comunidad autónomas de Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, Cataluña y Galicia.

En Castilla y León cuenta con varios centros educativos: Colegio Madres Concepcionistas de Segovia, Colegio Madres Concepcionistas de Burgos, Colegio La Inmaculada de Ponferrada y Colegio La Inmaculada de Camponaraya (León).

La Provincia de España de las Madres Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza es una unidad administrativa que está formada por 12 colegios, 2 residencias universitarias y 17 comunidades de religiosas distribuidas por España.

FUNDACIÓN EN BURGOS

125 aniversario concepcionistaEl 15 de octubre de 1892, hace 125 años, Carmen Sallés llegaba a la ciudad de Burgos  junto a otras tres hermanas: Emilia Horta, Candelaria Boleda y Remedios Pujols. Eran los comienzos de algo grande, que comenzó con las manos vacías de cuatro mujeres con un corazón lleno de amor y ganas de educar.

La persona providencial había sido Don Celestino Pazos, Deán de Zamora, a quien M. Carmen había encontrado en Madrid, con quien habría intercambiado impresiones sobre el asunto y cuyas relaciones con el Sr. Arzobispo de Burgos, Don Manuel Gómez Salazar, eran inmejorables.

Lo primero que hicieron, nos dice el libro de su vida, “fue oír Misa y comulgar”. Es como si tuvieran prisa en ofrecer al Padre, Dador de todo bien, la actividad que ellas y sus sucesoras harán en un futuro.

Se dirigieron a la casa que tenían preparada en la C/ Santander, 12, hoy propiedad de “Imprenta Castellana”. Un poco de paja en la habitación, al estilo de Belén, es lo que les sirvió de cama durante los ocho primeros días. Pasados éstos, se fue preparando el local, de manera pobre pero decente, para dar comienzo a la obra.

El 7 de diciembre estaba todo a punto. El Excmo. Sr. Arzobispo les daba también su aprobación y autorizaba la erección de una Comunidad Religiosa con todos sus caracteres y prerrogativas de derecho. El día 8, fiesta de la Inmaculada Concepción, fue un gran día para las primeras Religiosas Concepcionistas de Santo Domingo, que acogidas a la amorosa protección de María, comenzaban su andadura a lo largo de la historia con alegrías y vicisitudes, aciertos y fracasos, como es propio de todo bagaje humano.

La actividad docente comenzó este mismo mes con buena aceptación por parte del pueblo de Burgos, actitud que se deduce al constatar el aumento de niñas.   

La pobreza con la que comenzó la Congregación su itinerario humano fue realmente extrema. Mientras vivió el Sr. Arzobispo encontraron la ayuda y el apoyo que necesitaban, pero a su muerte, se vieron privadas de ella y en circunstancias tan difíciles que llegaron, incluso, a temer por la desaparición.

125 años después recordamos, revivimos y festejamos este momento tan especial. Fueron los comienzos de algo grande, pero que comenzó con las manos vacías de cuatro mujeres que ni casa tenían donde vivir. Pero gracias a sus corazones llenos de amor y ganas de educar, gracias a sus espíritus inundados de Dios, gracias a cuatro almas generosas y decididas hoy podemos contemplar el fruto que dio aquella primera semillita sembrada en Burgos que hoy resplandece como tierra de bendición en el mundo.

> Más información: Concepcionistas España, Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza

Dejar Comentario

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>