El I Simposio ‘Religión en la Escuela’ defiende esta asignatura como un derecho de las familias

El I Simposio ‘Religión en la Escuela’ defiende esta asignatura como un derecho de las familias

El I Simposio ‘Religión en la Escuela’ se celebró el sábado 27 de febrero en Valladolid, un evento al que asistieron 550 profesores de esta asignatura pertenecientes a centros educativos de Castilla y León. El Simposio se celebró en el Palacio de Congresos Conde Ansúrez y contó con la presencia de don Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española; de Fernando Rey, Consejero de Educación de Castilla y León; de Gregorio Martínez, obispo de Zamora, responsable de enseñanza de los obispos de Castilla y León; y de Antonio Guerra, Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León.

Por la mañana, se programaron dos ponencias, impartidas por personalidades muy carismáticas del mundo educativo y de la comunicación, que indicaron caminos para ayudar al profesor de religión a profundizar en su identidad y misión como evangelizador en la escuela. Además, se ofrecieron herramientas útiles para favorecer la comunicación a la hora de transmitir a nuestros alumnos el Evangelio de Jesucristo y desarrollar una presencia significativa en el mundo escolar.

Por la tarde se desarrollaron tres paneles de experiencias relacionadas con la asignatura de religión y nueve talleres prácticos sobre didáctica y pastoral educativa.

El Simposio ha sido organizado por las delegaciones de Enseñanza de las 11 diócesis de Castilla y León –que son responsables, por encargo de sus obispos respectivos, del profesorado y de la asignatura de Religión– y por Escuelas Católicas Castilla y León –entidad que representa a 186 centros de educación concertada de la Iglesia católica en la comunidad autónoma– en los que estudian 100.000 alumnos e imparten clase 9.000 profesionales al servicio de una educación fundamentada en los valores del humanismo cristiano.

Hay que recordar que en por ejemplo en la provincia de Valladolid el 47% de los alumnos estudian en alguno de los centros que tiene la red de Escuelas Católicas. Además, 22.242 alumnos de la escuela pública estudian religión, 2.125 lo hacen en los siete centros privados de la diócesis y 23.758 cursan esta asignatura en las escuelas concertadas de Escuelas Católicas Castilla y León.

Blázquez: “La asignatura de religión no es un privilegio, sino un derecho”

I Simposio Religión en la Escuela

De izqda. a dcha. Antonio Guerra, secretario general de Escuelas Católicas de CyL; don Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de Valladolid; don Gregorio Martínez, obispo de Zamora; Fernando Rey, consejero de Educación de la Junta de CyL; y Jesús M. Hurtado, director general de Recursos Humanos (Consejería de Educación).

Durante la apertura del Simposio ‘Religión en la escuela’, don Ricardo Blázquez volvió a declarar que “la asignatura de religión no es un privilegio, sino un derecho que asiste a los padres y un servicio a la educación integral de los alumnos, que va a repercutir en el bien de la sociedad”. También explicó que “el Estado español es aconfesional ya los ciudadanos nadie debe decirles lo que tienen que ser y lo que tienen que creer”.

Tras asegurar que en los últimos meses se han puesto en cuestión “algunos fundamentos de la convivencia” y que, ante eso, es “importante acudir a la fuente”, Blázquez ha leído precisamente dos de los puntos del artículo 27 de la Constitución –“la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales” y “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”– para articular su defensa del “derecho” a que la religión esté presente en la escuela.

Así y tras cuestionarse si esa presencia es un privilegio, un derecho o un servicio, el presidente de la Conferencia Episcopal ha acudido a la Carta Magna y, en concreto, a ese artículo, que fue “muy difícil de formular” y que ratifica, en su opinión, que el Estado es aconfesional y que los ciudadano serán “lo que crean oportuno”.

“Ninguna instancia estatal puede decirnos qué pensar en el campo de la religión y de la moral”, ha aseverado antes de precisar, por tanto, que la clase de religión no es un privilegio sino un “derecho” de padres e hijos así como un “servicio que se ofrece” a los alumnos y que, en su opinión, repercutirá en el “bien” de la sociedad.

En este sentido, ha incidido en el papel de la enseñanza de la religión en pro de la “clarificación de la convivencia” y del “bien común”, así como del “incremento de la confianza para afrontar el futuro”.

“No es por tanto ningún privilegio, nadie puede disponer sin más según su capricho”, ha esgrimido Blázquez, quien ha aprovechado su intervención para agradecer el trabajo de los profesores de religión, que “a todos beneficia”.

Fernando Rey: “Hay que tener en cuenta los derechos laborales de los profesores”

I Simposio Religión en la EscuelaPor su parte, Fernando Rey, consejero de Educación, afirmó que “no puede plantearse un debate a propósito de la asignatura de religión sin tener en cuenta los derechos laborales de sus más de 10.000 docentes, de los que más de 700 la imparten en centros públicos de Castilla y León”.

Fernando Rey, destacó ayer que cualquier diálogo que se abra sobre la asignatura de religión en las aulas, «debe tener en cuenta los derechos laborales de las personas que muy eficazmente están trabajando en este momento impartiendo clases» en esa materia, en torno a 740 en la Comunidad, y unas 10.000 en España. «Esto no debiera nunca perderse de vista y a partir de ahí podríamos dialogar todo lo que se quiera», dijo.

El consejero precisó que en la Comunidad, imparten clases de religión católica 700 profesores; y evangelista, 38, y «quizá a partir del próximo cursos «dos, tres o cuatro de religión islámica». Fernando Rey compareció antes de abrir el simposio junto al secretario de Escuelas Católicas, Antonio Guerra, y explicó que en un tiempo en el que los profesores de religión «se ven amenazados por posiciones muchas veces que se enuncian de forma muy agresiva» y en su opinión «muy ignorante», decidió acudir hoy al encuentro de docentes para conocer su trabajo. «Vivimos tiempos donde sobran los gritos, sobra la agresividad, y falta la reflexión y el diálogo sincero y justo», enfatizó.

Rey recalcó en su alocución, que la sociedad «vive un tiempo de turbulencias políticas e ideológicas» y, «sobre todo, de turbulencia mental, como diría Ortega y Gasset»; y en ese contexto expuso que se discute desde el punto de vista teórico y normativo, «el lugar de la religión en los espacios públicos, entre ellos, la escuela pública».

En este sentido, reconoció «la profesionalidad, la dedicación y el esfuerzo de estas personas» y afirmó que «mucha gente no sabe cómo se dan las clases de religión y sobre este campo hay todo tipo de elucubración, suposiciones, incomprensión y prejuicios».

Así, expuso su deseo de que la gente supiera cómo se están dando estas clases y lo que «de positivo tiene a la aportación intelectual y de valores a los alumnos que quieren este tipo de asignatura», porque «se trata siempre las modalidades de religión confesional, modalidades voluntarias y libres». Aseveró que estas enseñanzas hacen «aportaciones muy significativas» porque «no se puede entender nada de nuestro arte sino conocemos algo de la biblia, de nuestra propia tradición judeo cristiana, ni la filosofía, ni la historia, porque el factor religioso es una factor conformador de lo que llamamos civilización occidental». Rey se detuvo en este aspecto y apostilló que «lo que ocurre es que está en crisis nuestra civilización occidental» y recordó que «la filosofía griega, el derecho romano y el cristianismo son los pilares de nuestra civilización».

Fernando Rey prosiguió su argumentación en defensa de estas enseñanzas y se refirió al diálogo entre el cardenal Ratzinger (Benedicto XVI) y el filósofo «más influyente contemporáneo» Jürgen Habermas, en 2004, que «para desconsuelo de los laicistas ignorantes defiende el papel de la religión en la construcción del diálogo político de nuestras sociedades». Unas sociedades, dijo, que deben ser secularizadas, donde debe haber separación iglesia estado, y «no hay ninguna nostalgia de neocatolicismo». «Cada uno en su campo, pero sin desconocerse», aclaró.

Así, se mostró conforme a la reflexión del filósofo en defensa de una religión que «aporta mucho al consuelo individual de las personas, pero también a la sociedad en su conjunto». «Necesitamos construir una sociedad democrática polifónica en la que cada uno tiene su papel», resumió.

En cuanto al debate sobre la inclusión en el currículo de la asignatura de religión, indicó que «es discutible», y reconoció que «personalmente» ha mostrado sus «dudas de que sea evaluable». «La religión dentro del currículo es opinable», dijo. Con todo, como consejero asumió que debe cumplir las normas, que tampoco le parecen «irrazonables», y recogen «una solución entre otras posibles». «Cada uno tiene sus opiniones, y ésta no es una cuestión de fondo, es una cuestión adjetiva, incluso técnica importante», concluyó.

Antonio Guerra: “Somos un corazón, un solo espíritu, aunque trabajemos en centros diferentes”

Por su parte, Antonio Guerra, Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, destacó la importancia de crear encuentros de este tipo. “Hoy somos más de 500 participantes y Me parece importante que este tipo de foros, no solo de un sector, sigan vivos y vigentes, que representen lo que somos. En definitiva somos un corazón, un solo espíritu aunque estemos trabajando en un sector diferente o en un centro diferente”.

“Reconocemos vuestro esfuerzo por la innovación y la formación. Sabemos de las tareas diferentes que tenéis no solo en las clases de religión sino en todo el centro, y nos parece interesante el esfuerzo que estáis haciendo por conocer nuevas perspectivas, nuevas metodologías, nuevas maneras de acercar este mensaje a los alumnos”, añadió Guerra.

Por último, Antonio Guerra quiso animar a todos los presentes a continuar con su formación y su trabajo en pastoral educativa: “A todos los que estamos aquí nos une una inquietud: la educación. Y queremos educar integralmente y para ello no renunciamos a defender la necesidad de una educación de la transcendencia y lo espiritual. No solo hay que formar cabezas sino también propuestas de explícitas de experiencias religiosas, de ahí lo importante de la pastoral educativa, no solo de la enseñanza de religión”.

Ponencias, experiencias y talleres

I Simposio Religión en la EscuelaLa primera intervención (ponencia marco) fue impartida por Xosé Manuel Domínguez Prieto, doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y profesor investigador del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Francisco de Vitoria. En su conferencia, titulada “Profesor de Religión: apasionados por las personas”, habló sobre la identidad de los docentes de Enseñanza Religiosa Escolar (ERE).

La segunda intervención (ponencia dinámica) la pronunció Íñigo Sáenz de Urturi, que abordó “La magia de la comunicación”. El ponente es un conocido mago profesional, formador en comunicación y liderazgo empresarial y conferenciante motivacional.

La tarde comenzó con un panel de experiencias en el que se trataron tres temas: Álvaro Pérez, delegado de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), mostró la actualidad de los cristianos perseguidos en distintos lugares del mundo; Luis Agudo, profesor de Religión en la Diócesis de Zamora, explicó la situación de la ERE en toda Europa; y José L. Martínez, jurista, analizó el estatus jurídico de la clase de Religión.

A continuación, los participantes se dividieron en nueve talleres prácticos por niveles educativos, que contaron con profesionales destacados:

  • Para todas las Etapas: “El cine, recurso para ERE” (Juan Orellana).
  • Infantil Pastoral: “Jesús, tú también vienes al cole” (Sonia Martínez)
  • Infantil (primeros curos PR) Religión: “Ritmo, canto y movimiento” (Yolanda Concejo)
  • Infantil y Primaria: “Creatividad en el aula de Religión” (Fernando de Pablo)
  • Primaria Pastoral. “La ternura de Dios con música” (Patricia Cuesta y Elsa Santos)
  • Primaria Religión. “Apps educativas en la ERE” (Manuel Fernández)
  • Primaria Pastoral: “Escuela de Interioridad” (Lucía Jiménez)
  • Primaria Religión: “Animación del alma: edu-CREANDO” (Francisco Javier Arca)
  • Secundaria-Bto. Religión: “La música en la ERE” (Borja Iturbe)

Al concluir los talleres prácticos, tuvo lugar la actuación del Mago Miguelillo, y el Simposio terminó con una oración final que sirvió como despedida.

COMENTARIOS (2)

Dejar Comentario

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>