80 años del Colegio La Asunción (León)

80 años del Colegio La Asunción (León)

El Colegio La Asunción de León cumple 80 años. Tal día como hoy, 10 de octubre, en 1942, comenzaron las Religiosas de La Asunción la actividad educativa en la ciudad de León.

Las Religiosas de La Asunción llegaron a la ciudad de León en el verano de 1942 al ser llamadas por el obispo Carmelo Ballester para realizar una fundación educativa en aquellos años de postguerra con el fin de atender a las niñas leonesas, carentes, en aquel momento, de referentes educativos en León. A su llegada a la ciudad ocuparon el Palacio del Marqués de Lorenzana situado en la actual calle Serranos número 5. 

Tras unos duros años iniciales por la adecuación de las instalaciones, allí permanecieron siete cursos completos hasta que el recinto escolar sito en el casco histórico leonés se quedó tan reducido que sin haber concluido las obras del nuevo edificio decidieron trasladarse a la actual ubicación, de la Avenida Mariano Andrés 193, para iniciar el curso 1949-50, casi un mes más tarde de lo que era habitual en aquel momento.

En un principio el colegio era exclusivamente femenino y en él estudiaron las leonesas del más alto abolengo, por ser este el primer colegio femenino de grandes dimensiones construido en la ciudad de León. El centro educativo albergó una sede de la Escuela de Magisterio, por lo que muchas maestras de los años 50 y 60 se formaron en él. Además, el colegio tuvo un internado que hoy en día se ha convertido en residencia universitaria. En La Asunción también se impartieron estudios de lo que hoy denominaríamos Formación Profesional e incluso se desarrolló una Escuela-Hogar. En los últimos años se ha desarrollado una actividad educativa mixta, y el colegio es en la actualidad uno de los dos únicos centros de la ciudad que se encuentran concertados en todos sus niveles educativos, desde Educación Infantil hasta Bachillerato.

Es imposible calcular el número exacto de estudiantes que a lo largo de estos años han estudiado en el colegio, pero una estimación aproximada nos permite aventurar que unos 50.000 jóvenes han pasado a lo largo de estas ocho décadas por sus aulas.