ANAR y Mutua Madrileña presentan el IV Informe ‘La opinión de los estudiantes’ sobre acoso escolar

ANAR y Mutua Madrileña presentan el IV Informe ‘La opinión de los estudiantes’ sobre acoso escolar

La Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña presentan suIV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’. Este trabajo de investigación y análisis recoge la opinión sobre acoso escolar de estudiantes y docentes a partir de una muestra de 5.123 alumnos y 229 profesores de 301 centros escolares. 

El informe revela cómo la progresiva vuelta a la normalidad tras la pandemia ha influido en la percepción de la incidencia del acoso escolar y el ciberbullying y en las formas en las que estas agresiones se llevan a cabo. Cabe destacar que aunque se produce un repunte de los casos de acoso escolar, estos siguen en niveles más bajos que antes de la pandemia

Entre las conclusiones que se extraen del estudio ‘La Opinión de los Estudiantes’, destacan las variaciones que se han producido a raíz del COVID-19. Aunque entre los motivos por los que se produce el acoso escolar siguen destacando el aspecto físico de la víctima (56,5%) y “las cosas que hace o dice” (53,6%), ahora las formas de acoso más frecuentes son insultar, poner motes y hacer burlas, mientras que las agresiones físicas descienden. En el 72,6% de los casos dichas agresiones se llevan a cabo entre varias personas. Un incremento que viene registrándose en los últimos años y que ya alcanza a tres de cada cuatro casos. 

Llama la atención la diferente percepción que tienen alumnos/as y profesores/as sobre la respuesta que da el centro ante los casos de acoso: un 45,4% de los chicos y chicas perciba que su profesor “no hace nada” y hasta seis de cada diez (61,7%) que su centro escolar “no hace nada”. Además, uno de cada cuatro alumnos/as (24,4%) reconoce que ha participado en una situación de acoso escolar sin darse cuenta, 2,6 puntos porcentuales más que en 2020 y 2021.

En cuanto al ciberbullying, la buena noticia es que la percepción de su incidencia baja. Solo un 8,2% piensa que alguien en su clase es víctima de ciberbullying (16 puntos porcentuales menos que en 2020-21). WhatsApp sigue siendo el principal medio por el que se produce el ciberbullying (66,9%), pero entran en escena con fuerza Instagram (53,1%) y TikTok (48,6%), lo que habla del auge de otras redes sociales y de la importancia de darle un buen uso a las mismas por parte de los menores de edad. 

Desde 2016, la Fundación ANAR en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña, viene desarrollando un programa de lucha contra el acoso escolar, compuesto por tres líneas de actuación: la publicación de los informes sobre acoso escolar y ciberbullying según los afectados, talleres de prevención y campañas de divulgación.