Decálogo de intervención educativa centrada en soluciones

Decálogo de intervención educativa centrada en soluciones

El lema del Centro Menesiano ZamoraJoven es “Donde se forma… de otra forma”, y llevamos más de diez años formándonos en el Intervención Sistémica Centrada en Soluciones que nos ha ido dando las claves para darnos cuenta de que se logra más con los alumnos si trabajamos desde el lo afectivo (cercanía, compromiso por cada uno), si ante una dificultad intentamos acompañar a la persona y que encuentre él la solución en vez de adelantarnos y darle la respuesta, si elogiamos lo que hace bien y logramos minimizar lo que le cuesta más, porque le hacemos sentir exitoso y competente.

En junio de 2017 elaboramos un “Decálogo de Intervención Educativa Centrado en Soluciones” que nos está ayudando a marcar un estilo educativo que apuesta por la persona, poniéndola en el centro y haciéndola protagonista de su propio aprendizaje.

Os presentamos un resumen de éste Decálogo, en base a las siguientes diez palabras clave:

1. Cooperar. El educador está con el alumno, se interesa por él, le acompaña pero teniendo en cuenta que el “experto” en su vida (historia, potencialidades, recursos, dificultades,…) es el propio alumno.

2. Confianza. El educador cree en el alumno, en que puede lograr los objetivos que se plantea porque están planteados en positivo, son factibles, es capaz y tiene recursos. Estos objetivos son consensuados con el educador. Esta confianza se refleja en que el alumno percibe que estamos con él, le hacemos preguntas positivas, nos interesa más la persona que sus problemas.

3. Proceso. Todo cambio requiere su tiempo y es el propio alumno el que marca el ritmo. Para ello hay que tener en cuenta que para realizar un cambio el primer paso que demos es clave y que hay que empezar con cosas pequeñas no intentando convencer sino hacer que el alumno lo vea. Es poner en práctica el refrán “vísteme despacio que tengo prisa”.

4. Mirada positiva. Educamos, construimos, desde lo positivo, desde los éxitos del alumno y no desde sus fracasos. Para ello vamos intentando hacer un giro a todo lo negativo.

5. Elogios. Elogiar es reconocer los logros del alumno y reforzarlos positivamente resaltando lo bueno. Es proporcionar más ayuda emocional y menos ayuda instrumental. Para que un elogio llegue al alumno tiene que ser: sobre un hecho concreto, real y realizado desde el corazón.

6. Empoderar. Es atribuir control de los logros. El alumno es el que lleva las riendas de su vida, el protagonista de sus logros y el que consigue el éxito. El educador es el que le acompaña. A veces olvidamos que “cuanto más competente somos con una persona más incompetente la hacemos” y nos lleva a caer en paternalismos: “no me has hecho los deberes”, “tenemos que estudiar más”, “cómo vamos a aprobar”…

7. Corazón. Si estamos con el alumno, el alumno tiene que percibir que estamos con él, sentir la cercanía, el cariño, la complicidad, el afecto, la empatía,…

8. Palabra. El poder de la palabra construye, refuerza, valora, sostiene redefine… pero también puede echar por tierra cualquier elogio. Cuando hablamos con un alumno intentamos evitar principalmente dos palabras:
– el “…pero” porque anula todo lo que se haya dicho anteriormente. Por ejemplo: “Gracias por no haberme interrumpido hoy en clase pero tienes que hacerlo todos los días”
– el “¿por qué?” suele cuestionar y poner a la defensiva. Si una pregunta nos interesa es el “para qué”.

9. Contexto. Propiciar un clima acogedor, un ambiente favorable, hace que el alumno se sienta seguro, cuidado y parte del sistema. En este sentido no debemos olvidar que nos interesa más la persona que sus problemas, que la persona tiene un problema pero no es el problema y que si queremos ayudarle acompañándole y dejándole que él sea el protagonista, tenemos que hablar desde su centro de interés y trabajar desde su postura y su lenguaje.

10. Soluciones. Propiciar el cambio desde una intervención educativa centrada en soluciones consiste en centrarnos en sus posibilidades, ayudar al alumno a que encuentre sus recursos y los utilice para propiciar el cambio. Esto hace que se motive, que vea que tiene salidas y no sólo limitaciones y que estos recursos le ayuden a ser una persona más autónoma.

> Elisa San Nicolás. Coordinadora Área Formativa Centro Menesiano ZamoraJoven

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)