Educar en tiempos de coronavirus. Colegio Claret (Aranda de Duero)

Educar en tiempos de coronavirus. Colegio Claret (Aranda de Duero)

Desde Escuelas Católicas Castilla y León entrevistamos a Aitor Martín Herrero, director coordinador del Colegio Claret de Aranda de Duero (Burgos) para preguntarle sobre cómo está afrontando el centro educativo la crisis originada por el coronavirus.

¿Cómo están vivido el cierre de las aulas durante estos últimos semanas?

Se ha vivido con bastante incertidumbre y nerviosismo. Desde el Equipo Directivo se estaba trabajando desde hace tiempo en el peor de los escenarios, es decir en el posible cierre de nuestras aulas y más cuando vimos que lo hacían colegios de nuestra misma provincia Claretiana, como Madrid y Valencia. Gracias a nuestra red de centros, hemos podido prever y tomar decisiones que nos han servido para hacer frente a la situación desde el mismo momento que la Junta de Castilla y León tomó la decisión de suspender las clases presenciales en nuestras aulas.  

Tenemos que agradecer la gran labor de los profesores y su gran capacidad de adaptación a las circunstancias. A día de hoy sería imposible interactuar con alumnos y familias sin contar con todo el trabajo que hacen desde sus casas. 

Entendemos también la dificultad diaria con la que muchos de nuestros alumnos y familias se encuentran para poder seguir el día a día de la teleformación. En momentos como estos todos entendemos que primero está la salud tanto física como mental y después todo lo demás y más cuando en una misma casa intentan estudiar dos o más alumnos, a la vez que sus padres intentan teletrabajar.

¿Qué supone para la labor docente la suspensión de las clases? 

Es todo un reto lleno, en algunos casos, de dificultades. Desde hace tiempo era una preocupación del Equipo Directivo la competencia digital de nuestro profesorado. Intentábamos buscar una formación que pudiese llegar a todo el profesorado, pero nos encontrábamos con la dificultad de hacer frente a las diferentes necesidades formativas de cada uno de ellos.  

La suspensión de las clases ha supuesto una oportunidad para avanzar en esa competencia digital, y lo mejor de todo es que unos nos estamos enseñando a otros, con lo cual el aprendizaje es mucho más rápido y productivo.  

No faltan en los profesores momentos de alegría cuando consiguen llevar adelante una nueva tarea y momentos de desesperación en los que parece que todo sale mal, pero es en esos momentos, donde siempre encuentras a algún compañero que sabe hacerlo y te echa una mano. 

¿Cómo se han adaptado a la nueva situación, a la educación online? 

Como he dicho con anterioridad, éste era un escenario con el que llevábamos trabajando desde hace un tiempo, por ello desde el Equipo Directivo hemos ido investigando diferentes herramientas que nos asegurasen la educación online de todos nuestros alumnos.  

Una vez conocidas y probadas las nuevas herramientas, se les ha ido explicando su funcionamiento a los profesores de cada una de las etapas educativas. Como es comprensible, no podemos emplear las mismas  herramientas ni estrategias metodológicas con alumnos de educación Infantil, que con alumnos de ESO. 

Se han ido tomando desde el Equipo Directivo diferentes decisiones que nos lleven a asegurar una continuidad y una coordinación entre los diferentes cursos y aulas. 

¿Se garantiza a los alumnos una continuidad en sus tareas escolares? ¿En el aprendizaje de nuevos contenidos? 

Sí que se garantiza una continuidad en los contenidos curriculares, sin embargo, juegan una labor importante los profesores de las diferentes áreas, para seleccionar aquellos contenidos que puedan resultar más fáciles para trabajar a distancia y dejar para la vuelta a la normalidad aquellos aspectos que necesiten de la presencia del profesorado y sus explicaciones para ser mejor asimilados. Sería una falta de responsabilidad no poner al alcance del alumnado nuevos contenidos y continuar repasando o dejarles sin una guía clara, clases en vídeo o tareas adaptadas, para seguir aprendiendo. Ya que se puede y se debe, respetando la flexibilidad necesaria para que cada uno llegue hasta donde las circunstancias le permitan. 

¿Cómo es el día a día del trabajo con los alumnos?  

Es complicado saber cómo plantear  una sesión de trabajo sin recibir el feedback continuo de los alumnos, sin embargo, como profesores, tenemos la necesidad de organizar el día a día de los alumnos de alguna forma.  

Gracias a la plataforma educ@mos y las herramientas Office 365, hemos podido montar un sistema de teleformación que dé respuesta a las necesidades de todos los alumnos. Así empleamos carpetas compartidas en el OneDrive de office con los alumnos más pequeños, lo combinamos con algunas de las opciones que nos proporciona la herramienta Teams en los últimos cursos de Primaria y aprovechamos todas las opciones que ésta herramienta nos proporciona en todos los cursos de la ESO. 

Insisto, imaginar lo que está ocurriendo en cada casa me resulta difícil y a la vez preocupante, pero debemos garantizar, mientras las instituciones competentes nos lo indiquen, que todos los alumnos pueden seguir avanzando en sus aprendizajes. 

¿Se les marcan las pautas? ¿Hay horarios? ¿Qué tipo de contenidos y tareas se ofrecen? 

Desde el Centro se han realizado dos infografías que se han hecho llegar tanto a alumnos como a familias En ellas insistimos en que van a ser muchos los días de confinamiento y días con momentos duros, y que la mejor forma de combatirlos va a ser a través del seguimiento de rutinas y de la organización trabajo. A esto, como colegio católico queremos añadirle su momento de inteligencia espiritual, con sus cinco minutos de meditación y oración, así como sus rutinas de ejercicio diario, sin olvidarnos de su tiempo de ocio.  

Por tanto las pautas y las rutinas se han convertido en el pilar sobre el que se fundamenta el trabajo preparado para este periodo de estancia en casa. 

En cuanto al tema horarios, está claro que no podemos actuar con todas las etapas de la misma forma. Si bien, para nuestros alumnos de ESO resulta muy útil poder contar con un horario similar a lo que ha sido su día a día, para no perder el ritmo, como Equipo Directivo entendemos que la carga de contenidos no puede ser la misma, necesitan más tiempo para poder asimilar los conceptos que se les ofrecen, combinados con la mejora de su competencia digital para el aprendizaje (TAC). 

En Primaria hemos modificado los horarios asegurando que todas las áreas se trabajan en función de su carga lectiva semanal. Así todos los días se trabajan áreas instrumentales como matemáticas y Lenguaje y rutina física y las combinamos con áreas como inglés (3 días), Ciencias Sociales y Ciencias Naturales (2 días), y Religión, música y Arts (1 día). 

En infantil mantenemos en cierta medida su día a día y les ofrecemos diferentes opciones para poder realizar todas esas rutinas diarias de clase: asamblea, pase de bits, circuitos, taller de lectoescritura y matemáticas,… muchas de esas opciones con vídeos elaborados por las propias profesoras, para que lo que les planteamos les sea mucho más cercano.

¿Es vuestra primera experiencia de trabajar desde casa?

Si bien, hay varios profesores que habían experimentado con algunas herramientas de formación a distancia, bien para realización de diferentes tareas, o bien para realizar Flipped classrom, nunca se había dado una respuesta común hacia ese tipo de aprendizaje. Sin embargo, la respuesta que los profesores han dado ante esta nueva situación ha sido asombrosa, poniendo todo de su parte y logrando en dos días adaptarse a esta nueva manera de enseñanza. Sólo los profesores vocacionados tienen esa gran capacidad de adaptación a los retos que se les proponen. Como director sólo puedo tener las mejores palabras para cada uno de ellos.  

En general, después de ya casi dos semanas, ¿cómo califica esta experiencia de la docencia online? 

Los primeros días han sido agotadores. Profesores con horas y horas delante de un ordenador para poner al día un medio para el que hasta ahora no estábamos preparados.  

Creo que el liderazgo de los jefes de estudios de cada una de las etapas, así como la labor del coordinador de TIC del centro, han sido las piezas claves para llevar adelante éste nuevo reto educativo. Ellos han sido los primeros en experimentar con las diferentes herramientas, para después trasladarlas al resto del claustro. Han sido multitud los tutoriales que todos ellos han ido elaborando a lo largo de estos primeros días, para que tanto profesores, como familias y alumnos, pudieran conocer cómo trabajar con estas nuevas herramientas.  

Hay que añadir a esto las reuniones diarias que con la herramienta Teams hemos podido tener tanto el Equipo Directivo como los profesores de cada una de las etapas, que han sido primordiales para consensuar los pasos a seguir como para asegurar la continuidad y coordinación de las diferentes actividades en las clases y etapas. 

¿Y cuál está siendo la respuesta del alumnado? ¿Y de las familias? 

Es complicado valorar la respuesta tanto de alumnos como familias. Al final resulta una enseñanza  demasiado fría en la que la otra parte no te reporta un feedback inmediato, algo muy necesario para cualquier profesor.  

Si bien los padres agradecen que sus hijos sigan aprendiendo en estos días tan difíciles, algunos expresan su dificultad para conciliar  la formación de sus hijos con el teletrabajo.  

Como Equipo Directivo nos preocupan todos aquello alumnos que por diferentes circunstancias no pueden acceder a esta teleformación y por ello hemos pedido a cada uno de los tutores que se pongan en contacto con cada una de las familias, para poder encontrar una solución personalizada para cada una de ellas.  

¿Para el profesorado es un plus de trabajo? ¿Cómo lo están afrontando? 

Para el profesorado está suponiendo un trabajo brutal. Hasta hace una semana tenían todo preparado y programado para poder seguir el ritmo normal de clases. Sin embargo, en tres días han tenido que hacer una revisión de todas esas programaciones para priorizar aquello que es más importante y fácil de comprender por los alumnos. A esto se añade el aprendizaje de las nuevas herramientas, la realización de nuevos materiales, la elaboración y edición de vídeos,… y todo ello en el tiempo récord de dos días. 

El nivel de estrés al que están siendo sometidos es máximo y sólo se puede entender su reacción y su actitud por su amor al trabajo, a su profesión y a sus alumnos.  

¿Esta experiencia de enseñanza online cambiará la educación en un futuro cercano? 

No sé si esta experiencia cambiará o no la educación, lo sí que estoy seguro es que ha cambiado a todos y cada uno de los profesores y su percepción de las TIC en la educación. Ahora somos más capaces de arriesgarnos y salir de nuestra zona de confort, porque hemos comprobado que si queremos y nos apoyamos unos en otros podremos llevar adelante todo aquello que nos propongamos.  

El reto de la pandemia de Covid-19 han sido el empleo de las TIC en la educación, ¿Cuál será la nueva circunstancia que vendrá y cuál será el reto educativo que nos traerá? Sea cual sea, desde el Colegio Claret de Aranda de Duero estaremos preparados para ello, gracias al capital humano que tenemos y al apoyo demostrado por familias y alumnos.  

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)