El colegio San Estanislao de Kostka (Salamanca) acoge una unidad de formación socio-laboral de la Fundación AVIVA de siete jóvenes con discapacidad

El colegio San Estanislao de Kostka (Salamanca) acoge una unidad de formación socio-laboral de la Fundación AVIVA de siete jóvenes con discapacidad

Una iniciativa pionera que hace posible que los escolares de ambos grupos compartan espacio, vivan experiencias conjuntas y dirijan sus miradas a las personas y no a la discapacidad.

El centro jesuita San Estanislao de Kostka de Salamanca ha acogido este curso 2021-2022 una unidad formativa de la Fundación AVIVA, dedicada a defender los derechos y mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y a sus familias. Una iniciativa pionera en la que siete jóvenes del proyecto de AVIVA, “Así quiero mi vida”, comparten espacios comunes posibilitando una convivencia que genera igualdad y propicia experiencias conjuntas. Todo ello mueve a los escolares a dirigir la mirada hacia las personas y no hacia la discapacidad.

 “Así quiero mi vida” es un proyecto de formación socio-laboral que presta apoyo para mejorar sus competencias a través de itinerarios personalizados. El fortalecimiento de las habilidades conceptuales, sociales y prácticas es uno de sus objetivos, aunque lo más innovador es que se desarrolla en un espacio normalizado de formación.

Así, con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el 3 de diciembre,  San Estanislao de Kostka y Fundación AVIVA celebraron una acción conjunta que demuestra su propósito de una educación inclusiva: el diseño de un gran corazón donde destaca la frase “Las personas como las mariposas son diferentes en sus vuelos pero iguales en su derecho a volar”.