El Colegio San Juan de la Cruz (León), referente emprendedor

El Colegio San Juan de la Cruz (León), referente emprendedor

El Colegio San Juan de la Cruz de León continúa destacando como uno de los centros de Castilla y León más involucrados con la enseñanza del emprendimiento. Así lo demuestran los últimos premios conseguidos por el colegio en esta disciplina. Un proyecto de un grupo de alumnos ha sido elegido finalista del concurso Desafío Emprende de La Caixa, seleccionado de entre 1.300 de toda España. Además, otro otro grupo de alumnos sea seleccionado para el concurso nacional Emprende por el Clima, que están trabajando ahora para presentar su proyecto en la fase final.

Por último, el San Juan de la Cruz ha recibido este curso dos premios más en el concurso Aula Emprende organizado por el Ildefe (al Mejor Plan de empresas y a la Mejor Presentación Multimedia). A estos dos trofeos se suman los seis anteriores de diferentes ediciones del concurso Aula Emprende, convirtiéndose en referente de formación emprendedora en Castilla y León.

Uno de los protagonistas de que el colegio leonés obtenga tantos éxitos es Jorge Díez Miguélez, profesor de Iniciativa Emprendedora, y tutor de todos estos proyectos ganadores y de muchos más. “El emprendimiento es importante”, explica el docente, “por la situación de este país y porque en tiempos de crisis emprender es una opción. No somos un país emprendedor, comparado con Europa o Estados Unidos, pero es importante cultivar esa mentalidad emprendedora, ese asumir riesgos que es habitual en España. Aquí todos quieren ser funcionarios”, comenta.

El centro leonés se ha volcado en la enseñanza del emprendimiento ¿por qué este éxito? “Supongo que porque a mí me gusta mucho y vengo de la rama de empresa”, dice Díez. “Intentamos que sea una optativa muy útil, que pueden sacar provecho de ella en un futuro cercano. Además, los premios es una motivación extra al trabajo en clase. El temario está enfocado a preparar los proyectos que presentamos a los premios, y eso les motiva mucho. Participamos en cuatro o seis concursos al año, y ven que se gana alguno y eso les motiva más”.

El Colegio San Juan de la Cruz siempre ha mantenido viva la asignatura de iniciativa emprendedora, desde hace ya 14 años. “Te reconforta cuando hablas con antiguos alumnos que me dicen cuánto les ha servido la asignatura para sus vidas”, comenta el docente.

Pero Díez Miguélez también es consciente de las dificultades que tienen los alumnos en este campo “porque no les hemos enseñado a tomar decisiones”, dice. “En el primer trimestre de la asignatura les enseñamos emprendimiento de vida, a cambiar su planteamiento sobre ellos mismos, que cambien hacia lo que les gusta, a tomar decisiones, a ser constantes, a buscar objetivos y saber qué tienen que hacer y ser capaces de luchar por sus metas”, analiza el docente. “Es esencial que se paren a pensar lo que quieren hacer con su vida y que sepan tomar decisiones, buscar objetivos y marcar su propio futuro”, añade.

A los alumnos les gusta más esta parte en la que aprenden a detectar problemas y buscar soluciones. “La parte de puesta en marcha de proyectos e ideas les cuesta más porque hay que ser muy constante”, explica Jorge. “Lo más importante en esta fase es que los alumnos puedan creerse que las ideas pueden convertirse en realidad. Ahora con los concursos y la información que tenemos en internet, descubrimos que muchas ideas que han generado ellos alguien ya las ha desarrollado, es una manera de hacerles ver que es posible, que no son utopías y que pueden ser factibles”.

¿Cuáles son las actitudes emprendedoras que se busca transmitir a los alumnos? “Que tengan inquietud. Que tengan una actitud de no conformarse y buscar cosas nuevas y, sobre todo, que sepan decidir ya que están acostumbrados a que se les dé todo hecho”, responde Jorge Díez.

Las ideas de proyectos de los alumnos son muy imaginativas, “pero llama la atención que las mejores ideas son de alumnos de Secundaria, tienen menos prejuicios, aunque los de Bachillerato desarrollan mejor los proyectos”, comenta el tutor. “También es cierto que las ideas son en general buenas pero no así el desarrollo, pero no es nuestro objetivo”.

Sus proyectos versan sobre muchas cosas, “pero los alumnos son ahora más sensibles a la ecología, están mas concienciados”, explica Jorge. “Cada curso buscamos que los proyectos versen sobre contenidos diferentes: ecología o proyectos con fines sociales, acompañando la idea de aprendizaje y servicio que se trabaja este año en todo el colegio. Queríamos proyectos que pudieran mejorar la sociedad que tuvieran un fin altruista”, concluye Jorge Díez.

Sus proyectos emprendedores

E-Food. E-Food el proyecto presentado por el Colegio San Juan de la Cruz en el concurso Desafío Emprende 2018 de la Obra Social La Caixa. El proyecto fue seleccionado como uno de los 35 finalistas, de entre 1.200 proyectos presentados, en la categoría de Educación Secundaria.

La propuesta de cuatro alumnos del centro, Oscar Gallego, Laura Martínez, Lucía Robles y Sergio González, es generar energía con los restos de comida que se desperdician. Si cada vivienda dispusiera de un ‘biodigestor’ que extrae electricidad y abono de los restos de comida, se generaría energía limpia, se reduciría la contaminación y las facturas. Así, proponen aprovechar esos restos de alimentos para crear algo nuevo: electricidad y calor de calefacción mediante la generación de energía, de manera eficaz e innovadora, totalmente renovable y con cero contaminaciones para el planeta. El proceso obtiene la energía del gas metano creado en la fermentación de los desperdicios orgánicos, que sirve de combustible para producir electricidad y su poder calorífico se puede aprovechar para sistemas de calefacción.

Los alumnos acudieron al Campus Desafío Emprende en Barcelona junto a más de 200 alumnos y 40 docentes, tras superar un filtro que dejó en el camino a otros 1.165 trabajos.

Electroaqua. El programa “Emprende por el clima” se encuentra enmarcado dentro de la iniciativa “Un millón por el clima” impulsado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente. El proyecto presentado por el Colegio San Juan de la Cruz, Electroaqua, desarrollado por alumnos de 4º de Secundaria ha sido seleccionado para la fase final, en la que solo estarán 20 equipos.

Sensood. Sensood es una aplicación móvil que ayuda a realizar la compra de forma eficiente, mediante la instalación de sensores en las baldas de la nevera y despensa que te avisan cuando los productos se han acabado para que los incluyas en la lista de la compra. Las autoras son las alumnas: Nerea Bodero García, Sara Garzón Urrea, Irene Pacho Carro e Irene Sierra García. Es una iniciativa que obtuvo el premio al mejor proyecto empresarial en los Premios Aula Emprende organizado por Ildefe de León.

Caterchair. En los Premios Aula Emprende 2018 organizado por Ildefe también fue galardonado el proyecto Caterchair del Colegio San Juan de la Cruz, como mejor presentación multimedia. Caterchair es una silla de ruedas con sistema de oruga para salvar escaleras, con tres gamas (baja, media, alta) y posibilidad de personalizar los colores. Sus autores son Laura Castro Castro, Daniel García Gil, Mario Giganto Fernández y Víctor Morante Ruiz.

Más centros emprendedores

Más centros de Escuelas Católicas y León destacan también por su trabajo en emprendimiento entre sus alumnos.

Nuestra Señora del Rocío (Zamora). El Colegio Nuestra Señora del Rocío de Zamora también ha sido seleccionado como finalista del concurso Desafío Emprende de La Caixa. Beatriz Amigo Codón, Marta Gutiérrez Gutiérrez, Eva Pintado Vázquez y Marco González Refoyo, alumnos de 3º de ESO, son los creadores de un proyecto basado en una página web donde las enfermedades raras son las protagonistas. Un espacio web que pretende ser un lugar de encuentro no solo para el público en general, como fuente de información, sino también para los propios pacientes, ya que desde allí podrán contar su día a día en blogs o solicitar ayuda sin la necesitan. No es la primera vez que un grupo de alumnos de este centro participa en esta iniciativa de La Caixa, dirigida a jóvenes con ideas brillantes.

Cristo Rey (Valladolid). La Consejería de Educación de Castilla y León tiene el concurso Empréndete con la finalidad de incentivar la realización de proyectos de desarrollo de las capacidades emprendedoras mediante un reconocimiento. En la edición de 2018 ha sido finalista el proyecto A3D Works del centro educativo Cristo Rey de Valladolid, realizado por alumnos del grado superior de Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)