El sabor de la felicidad compartida, proyecto pastoral de Salesianos (Arévalo)

El sabor de la felicidad compartida, proyecto pastoral de Salesianos (Arévalo)

La actividad ganadora del Premio a la Innovación y Experimentación Pastoral 2018, concurso organizado por Escuelas Católicas Castilla y León, ha sido realizada en el Colegio Don Bosco Salesianos de Arévalo (Ávila). Una iniciativa educativa que pretende fomentar una mentalidad de acogida, respeto e identificación con el prójimo, buscando el sabor de la felicidad compartida con los demás.

Uno de los problemas que los educadores nos encontramos en el día a día en nuestras aulas es la integración, la acogida, el respeto, a todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativo-pastoral, independientemente de las opciones, valores e ideales que cada uno de podemos tener. Son múltiples las realidades que se afrontan en el quehacer diario de la labor educativa, temas que están en la sociedad actual y que de la misma manera viven los alumnos: inmigración, dimensión religiosa, acoso escolar, violencia de género, diferencias sociales,…

Será muy complicado poder afrontar todos los problemas sociales que estamos viviendo sino es educando desde pequeños y concienciando que es necesario crecer con una mentalidad de acogida, respeto e identificación con el prójimo, buscando ese ‘sabor’ de la felicidad compartida con los demás, con los que son prójimos en nuestra vida y con los que Dios nos invita a vivir y compartir.

Los colegios, las aulas, los talleres,… no son única y exclusivamente para aprender Lengua, Matemáticas, Inglés, Tecnología o Biología; son también un lugar para crecer en valores, sensibilidad, aceptación y acogida hacia quienes son más vulnerables y pueden sufrir rechazo o exclusión social.

Por ello, desde el equipo de pastoral decidimos ponernos ‘manos a la obra’ y trabajar desde diferentes actividades, prismas y ópticas, muchos de los temas que ocupan y preocupan especialmente a los adolescentes con los que vivimos día a día en la ESO.

El marco teológico lo puso el relato de las Bienaventuranzas (Mt 5,3-12), un pasaje que nos invita a vivir desde las claves de felicidad, sabiendo que, a pesar de los sufrimientos, incomprensiones, problemas, un día alcanzaremos la felicidad que Dios nos ha prometido por medio de Jesús.

Todas las actividades nacieron de la responsabilidad civil y cristiana que tenemos como educadores salesianos, siguiendo la máxima de Don Bosco: “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

“El Sabor la Felicidad compartida” es el lema propuesto para agrupar las actividades, una felicidad que sabe más cuando no sólo la vivimos individualmente sino que la hacemos compartida, especialmente, con los que viven excluidos de una sociedad que les ha dejado fuera por pensar, sentir o vivir distinto.

Sólo la felicidad vivida en clave de Bienaventuranza tiene o puede tener sentido desde nuestra perspectiva cristiana, una felicidad que busca la plenitud, que busca alcanzar lo más alto y no quedarnos en lo mediocre o con lo que no tiene un sentido pleno.

De las distintas iniciativas destacamos tres actividades concretas:

Diario de los viernes

Los viernes, de 8.30 a 8.50, todos los cursos están con su tutor. Ese momento lo de dedican al ‘Diario’, un tiempo de reflexión al final de la semana para poder hacer una reflexión personal. Cada uno tiene su cuaderno, que es custodiado en el despacho de pastoral y que únicamente se saca para este momento. El Diario será suyo cuando dejen el centro, y tendrán las reflexiones que, viernes a viernes, han ido haciendo a lo largo de los años.

Para ayudarles les facilitamos unas preguntas en clave de oración y se pone una música que ayude a la concentración. Estamos convencidos que sólo con la ayuda de escribir podrán concentrarse y tener la cabeza en lo que están haciendo.

Talleres de interiorización

Hace tres años comenzamos con la iniciativa de talleres de interiorización en la ESO. Son talleres en los que participan todos los alumnos. Una vez al trimestre en el momento de la tutoría la mitad de la clase, entre 12 y 15 alumnos, participan en ese momento, y la siguiente semana los que no participaron en la anterior semana. Los demás tienen un momento de encuentro con un grupo los salesianos enfermos y mayores.

A lo largo de los 50 minutos en los talleres de interiorización se hacen una serie de pasos que luego tienen su propia concreción dependiendo del curso, el momento del año y la temática que se quiera dar. Se comienza con unos quince minutos de relajación, desconexión de lo que hacen en la rutina del día a día, serenidad y concentración. Pasado ese tiempo se hace una dinámica específica, ese momento dura unos veinte minutos. Los diez minutos conclusivos son para hacer una valoración de lo que se ha vivido o experimentado.

En dos ocasiones la temática gira alrededor de los temas que tenemos propuestos dentro de este eje “El sabor de la Felicidad compartida”, tratando dos temas: la exclusión social y la unidad de las religiones.

Concurso de cortometrajes

Junto con el Centro Juvenil de Salesianos Arévalo, asociación de educación en el tiempo libre, es una actividad que busca potenciar la creatividad, la solidaridad, el esfuerzo… entre todos los que forman parte del Centro, y que participan en la preparación a la Confirmación.

El festival de cortometrajes tiene una temática social, y se puede hacer desde esa plataforma como complemento del colegio porque gozan del acompañamiento de un animador que busca que todos crezcan y caminen juntos.

El corto ganador de esta edición de 2017, la cuarta, ha tratado temas como el acoso escolar, violencia de género, homofobia y discriminación religiosa. Se titula “Sociedad actual” (enlace: https://youtu.be/8vMCVWcS8Qs) y es un corto de casi 9 minutos que ha sabido plasmar una realidad, a veces oculta, pero muy real.

Los colegios tenemos una gran responsabilidad en la educación de los chicos y chicas de nuestro tiempo. Con el paso del tiempo hemos ido descubriendo que todo aquello que creíamos que se trabajaba y hablaba en casa, se ha dejado de hacer. La realidad de la familia, hoy en día, es muy complicada y se ha ido delegando en los centros escolares toda la educación. Y es en este contexto donde la pastoral escolar de nuestros centros tiene un punto importante. La educación en valores desde la perspectiva cristiana es básica en nuestros días, y hay que ir buscando nuevos métodos para poder llegar de una manera más directa a la vez que profunda.

El centro educativo Salesianos Arévalo hace una apuesta clara por la pastoral, por una pastoral salesiana unida a la vida y que redunda en el crecimiento humano y cristiano de nuestros alumnos y alumnas, como quería don Bosco buscando “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)