Emprendizaje, más allá de las aulas

Emprendizaje, más allá de las aulas

Proyecto del Colegio Nuestra Señora del Pilar Escolapios (Soria) ganador del VIII Premio de Buenas Prácticas Docentes de Innovación Educativa de Escuelas Católicas Castilla y León.

‘Emprendizaje, más allá de las aulas’ tiene como hilo conductor la necesidad de inculcar en los alumnos el espíritu emprendedor, y también nace con la idea de ofrecer al alumnado de nuestro centro una experiencia de aprendizaje en la que se sientan conectados con la realidad global en la que viven


Centro Educativo: Colegio Nuestra Señora del Pilar Escolapios (Soria)

Proyecto: Emprendizaje, más allá de las aulas

Autores: Cristina Usón y Dana Tura

Web: www.soria.escolapiosemaus.org/emprendimiento

Cuando uno piensa en innovar, muchas veces se cree que hay que engendrar algo inédito, como una fórmula magistral que aborde una problemática con solera y que nadie antes haya sido capaz de encauzar. Desde un punto de vista pedagógico, innovar también implica revisar las metodologías y corrientes existentes, ver cómo se pueden aplicar en nuestro contexto educativo e, incluso, si se pueden mejorar.

La LOE  especifica que «el Sistema Educativo se orientará entre sus diversos fines al desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, confiar en sus actitudes y conocimientos, así como desarrollar la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor». La LOMCE, por su parte, nos habla de que «necesitamos propiciar las condiciones que permitan el oportuno cambio metodológico, de forma que el alumno sea un elemento activo en el proceso de aprendizaje.» Y nos recuerda que «la globalización y el impacto de las nuevas tecnologías hacen que sea distinta su manera de aprender, de comunicarse, de concentrar su atención o de abordar una tarea.»

Lo cierto es que el término ‘emprendizaje’, que suena a neologismo aunque no lo es, va más asociado al mundo empresarial y a la creación de empresas. Pero, ¿por qué no aplicarlo también en el plano educativo? Al fin y a la postre, hablamos de aprovechar lo que el entorno nos ofrece y, a la vez, revisar procesos y elementos que actualmente ya se están llevando a cabo, pero que podrían mejorarse.

Así, este proyecto al que bautizamos como ‘Emprendizaje, más allá de las aulas’ tiene como gran hilo conductor esa necesidad de inculcar en los alumnos el espíritu emprendedor, y también nace con la idea de ofrecer al alumnado de nuestro centro una experiencia de aprendizaje en la que se sientan conectados con la realidad global en la que viven, pero con la problemática de la despoblación como telón de fondo.

Que la despoblación es un problema real de algunas zonas de nuestro país no es una novedad y que la situación es crítica, tampoco. Soria es la provincia más castigada por este fenómeno y, tristemente, hace demasiado tiempo que muchos creen que es un triunfo encontrar un trabajo y establecerse fuera, y un fracaso quedarse aquí.

Hay empresas e instituciones que resisten y se niegan a desfallecer con esta tierra, y se preocupan por fijar población, pero, a la vez, se dan cuenta de que resulta complicado encontrar profesionales con unas habilidades y competencias adecuadas; y sienten que la educación que se ofrece a las generaciones futuras no las está preparando para la vida real.

En esta línea, el colegio Escolapios de Soria apuesta desde hace más de 10 años por una enseñanza alejada de las formas tradicionales y se aplican enfoques y metodologías pedagógicas como el PBL (Problem and Project Based Learning), TBL (Thinking Based Learning), o gamificación en el aula, entre otros. Los alumnos colaboran en grupos flexibles en todas las asignaturas, trabajan por proyectos tanto en cada materia como de forma interdisciplinar.

‘Emprendizaje, más allá de las aulas’ fue un claro ejemplo de transversalidad. Durante una semana los alumnos se convirtieron en emprendedores dentro de un entorno  paralelo a la realidad. Para ello, cada clase se dividió en grupos de trabajo y cada uno de ellos presentó su idea empresarial para asentar en su provincia. De forma democrática, los alumnos decidieron en cada aula cuál era la propuesta con más visos de implementarse.

Entonces entraron en juego los padrinos, empresarios sorianos que se implicaron con el proyecto y mentorizaron a cada clase. Ellos aportaron experiencia, resolución de dudas, conocimiento sobre las tramitaciones y ganas de sumar. Los alumnos, frescura, creatividad, pasión y muchas ganas de demostrar que cuando se les da voz, tienen mucho que decir.

Desde quinto de Primaria hasta primero de Bachillerato, todos trabajaron las cinco áreas básicas: Cultura de empresa, financiación, prevención de riesgos laborales, internacionalización y marketing. Construcción sostenible, un circuito que promocionase la imagen local, una universidad con la posibilidad de evaluar en entornos de realidad virtual y simulaciones, un observatorio para turismo astronómico, reacondicionar un pueblo abandonado a modo de centro de turismo y didáctico… El abanico fue tan amplio como atractivo e innovador.

Tras cinco días de intenso trabajo por todas las partes y con conocimientos ligados a todas las asignaturas se impuso en la gran final una combinación de aprovechamiento turístico de los bosques con la obtención de biomasa. Los padrinos destacaron la viabilidad de todas las propuestas y los estudiantes supieron que son parte activa no sólo de su futuro, sino del que atañe al mundo que les rodea.

‘Emprendizaje’ es el reflejo de que el proyecto educativo de centro se caracteriza, entre otras cosas, por avanzar hacia la excelencia académica, por cuidar el crecimiento integral y por poner el acento en la educación en valores para la transformación de la sociedad. En definitiva, se apuesta por el alumnado, sus habilidades y competencias para un futuro en el siglo XXI,  pero si el fenómeno de la despoblación no se revierte, no quedarán alumnos que formar. Por lo tanto, se hacía imperativo crear un proyecto a nivel de centro que trabajase las habilidades emprendedoras, pero que también contribuyese a frenar la despoblación.

También queríamos contarles a las empresas e instituciones sorianas que nuestras futuras generaciones pueden tener las estrategias, conocimientos y habilidades necesarias y que, además, se les puede hacer ver que pueden quedarse y triunfar aquí también. Y por ello nos pusimos en contacto con muchas de ellas. Quisimos que fueran partícipes de este proyecto y traer el mundo exterior a las aulas. Y los resultados no podrían haber sido mejores.

A veces hay que arriesgarse y dar el paso para que el cambio se produzca y la enseñanza debería estar dispuesta a que eso ocurra, enseñando a los alumnos que la realidad somos todos y que nuestro granito de arena cuenta, y mucho. Somos conscientes de que un proyecto no va a cambiar una realidad social como la que Soria vive, pero si va a servir para sensibilizar, concienciar, despertar inquietudes y desarrollar habilidades necesarias para el futuro de nuestros alumnos, entonces habrá merecido la pena.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)