Ganadores del Concurso de Microrrelatos de FECAMPA Valladolid

Ganadores del Concurso de Microrrelatos de FECAMPA Valladolid

El pasado 31 de mayo se dieron a conocer los ganadores del IV (-1) Certamen de Microrrelatos organizado por FECAMPA Valladolid: Y después del coronavirus ¿qué?. Boris Rozas fue el que eligió a los ganadores de cada categoría después de que la junta directiva de la federación realizara una selección.

La lectura de cada microrrelato nos ha emocionado e, incluso en ocasiones, hemos llegado a las lágrimas. Nos han dado una lección de adaptación, de cariño, de esperanza, incluso de entereza ante la adversidad. Hay relatos en los que se aprecia el sufrimiento y han dado a la palabra familia un sentido mayor si cabe del que se tenía con anterioridad a la pandemia.

Los abuelos han sido protagonistas indiscutibles de sus microrrelatos. Les han echado de menos, pero, sobre todo, han querido que no se contagiaran, han necesitado cuidarlos desde la lejanía. Lo que señalan como peor y trágico es no poderse acercar a ellos para abrazarlos, para mostrarles aún más si cabe su querer. Han tenido que renunciar a sus partidos deportivos, sus cumpleaños, sus juegos en el parque… sabiendo esperar, sabiendo que todo podía ir a mejor y deseando que hayamos aprendido, que todo vuelva a ser como era antes, pero mejor.

Nos han dado una lección de vida, de entereza, de tomar lo que nos viene de otra manera como ellos sólo saben. Hemos llorado con ellos e incluso reído. Algunos señalan al virus como extraterrestre, fuera de su ámbito de raciocinio, de desconocimiento o de una ignorancia inexperta. Nos han dejado patente que saben del virus, conocen al virus y, sobre todo, que han normalizado el virus.

Consideramos que este tesoro de microrrelatos, no pueden quedarse en una carpeta archivada de un ordenador. Por ello, la junta directiva ha decidido ir publicando cada uno de los microrrelatos que han participado para que apreciemos lo que siempre nos dejamos cuando somos adultos, las ganas, el genio, esa inocencia bendita que les quita el miedo a seguir viviendo, para que, entrelíneas, nos acerquemos un poco más a su mundo interior.

La presidente de FECAMPA Valladolid, Ángela Melero, ha realizado las siguientes declaraciones en el Facebook de FECAMPA Valladolid, donde a primera hora, se han señalado tanto los vendedores como los finalistas:

“Y llegó el gran día. Avisados los ganadores. Ha sido un éxito total de participación. Nos ha encantado leeros, escucharos, mirar la esperanza en y con vuestros ojos. Todos los microrrelatos nos han llegado al corazón, a la emoción, a la lágrima. No sabíamos que habías sufrido tanto y no sabíamos que eráis tan fuertes. Los abuelos, esas personas que habéis echado tanto y tanto de menos, deben estar muy agradecidos del cariño que les habéis demostrado, de la adaptación y aceptación de la vida y de la ilusión no solo que habéis puesto en cada dibujo, en cada letra, en cada sonido y en cada imagen sino que habéis dado más sentido que nunca a la palabra “familia”.
“Vuestros microrrelatos nos han dado una lección de vida. Nos habéis cuidado. El mayor secreto que no hemos podido contaros es que, sin vosotros, nada tiene sentido porque vosotros sois la esencia y sois el motor que nos hace latir. Mil gracias a todos los que habéis participado, millones de gracias por compartir lo más íntimo, y muchas más gracias aún porque sois un regalo de la vida”.

Ganador categoría A:
Alexia Arribas Martín (Colegio Nuestra Señora del Carmen)
Ganador categoría B:
Marta Burguillo González (Colegio Virgen Niña)
Ganador categoría C:
María Rodríguez Rodríguez (Colegio Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús)

En breve, se organizará la entrega de premios en los colegios ganadores. Se realizará en su ambiente, con sus compañeros, guardando todo el protocolo covid y arropando al ganador en su medio.

Puede que para ellos haya sido sólo un certamen, para nosotros ha sido un honor que cada uno de ellos abriera su corazón, adornaran con metáforas el sufrimiento o escondieran detrás de unos extraterrestres el temor, el miedo, que les hace más vulnerables de lo que ellos piensan. No lo olvidemos: fueron valientes, porque les inculcamos el concepto de valor; fueron audaces porque les infundimos vencer al miedo. La familia, siempre, como unidad primordial y primera de la sociedad.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)