Héctor Asenjo: “Tenemos que afrontar una renovación continua en nuestra labor docente”

Héctor Asenjo: “Tenemos que afrontar una renovación continua en nuestra labor docente”

Entrevista al docente Héctor Asenjo, creador del proyecto El Capitolio de TAFAD’actividad realizada en el Colegio La Inmaculada de Camponaraya (León) que obtuvo el segundo premio en el VIII Premio de Buenas Prácticas Docentes de Innovación Educativa de Escuelas Católicas Castilla y León. Esta actividad es un proyecto de gamificación de la actividad física basado en los Juegos del Hambre.

> Más información sobre el proyecto ‘El Capitolio de TAFAD’

¿Qué es lo más destacable del proyecto con el que han sido galardonados?

El grado de implicación, compromiso y esfuerzo que hemos logrado en todos y cada uno de los alumnos que han participado en este proyecto de gamificación con la consiguiente consecución de los objetivos que nos habíamos planteado previamente.

¿En qué se diferencia de otras actividades educativas?

En utilizar un marco atractivo y motivante para el alumno, fomentando el aprendizaje práctico y con la posibilidad de utilizar todo tipo de metodologías dentro de ella (ABP, TBL, Flipped Classroom…).

¿Qué buscaba enseñar y transmitir a los alumnos?

Desde un punto de vista de contenidos trabajar todo lo relacionado con el bloque de Acondicionamiento Físico y Primeros Auxilios pero todo ello partiendo del trabajo en equipo, desarrollando el valor del esfuerzo y la superación.

¿Y qué ha conseguido y cómo han recibido los alumnos esta actividad?

Los objetivos que me había marcado se han cumplido con creces y han superado todas mis expectativas. Los alumnos lo recibieron con sorpresa en un principio y con gran compromiso y dedicación durante toda su ejecución, lo que se ha visto reflejado en los grandes resultados académicos que han conseguido.

¿Qué tal fue la acogida por parte de las familias y otros docentes?

 Al ser una Formación Profesional con alumnos mayores de edad, las familias no son muy partícipes de la vida del centro. Por otro lado, mis compañeros docentes se mostraron en todo momento receptivos, colaborativos y siempre preocupados por conocer los resultados que se estaban produciendo en la gamificación.

¿Ha encontrado dificultades a la hora de introducir proyectos innovadores en el centro?

Al contrario, desde hace unos años la dirección del centro está muy involucrada en introducir nuevas metodologías que contribuyan a mejorar la formación de nuestros alumnos. Se está fomentando la formación continua del profesorado favoreciendo el desarrollo de proyectos innovadores como este.

¿Cuál es tu idea de educación y cómo entiendes el aprendizaje?

Para mí el alumno tiene que ser el centro del aprendizaje y para que esto se produzca lo primero que tenemos que tener presente son las emociones, el cerebro aprende si hay emoción. El aprendizaje tiene que ser un aprendizaje significativo que les sirva realmente para la vida real y les capacite para un futuro laboral. Los profesores tenemos que ser guías que faciliten el camino a nuestros alumnos, con lo cual el aprendizaje no se puede centrar en nuestra figura, les tenemos que ayudar desarrollar el pensamiento crítico y para ello les tenemos que plantear actividades de experimentación, en las que tengan que pensar, se equivoquen, acierten…

¿Cómo sería en su opinión el maestro ideal?

Un maestro con un corazón enorme, que quiera a sus alumnos, que se preocupe por ellos, que busque la mejora continua en su  trabajo y que sea capaz de aprender de sus errores.

¿Qué significa innovar en la escuela?

Buena pregunta ahora que está tan en boca de todos. Para mí, innovar no es más que realizar actividades que introduzcan algún matiz  o matices nuevos que haga que mejore el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos. Si no hay mejora en el aprendizaje de nuestros alumnos no hay innovación,  simplemente se ha hecho algo nuevo pero que no vale para nada.

Héctor Asenjo, docente del Colegio La Inmaculada Camponaraya

¿Qué conlleva esa innovación educativa en el docente, en los centros y en los alumnos?

Desde el punto de vista docente y de los centros, tenemos que ser conscientes que los alumnos y la sociedad actual ha cambiado mucho si la comparamos con la de años atrás, la innovación educativa supone que tenemos que adaptarnos a nuestros alumnos y a estos cambios y no al contrario. Tenemos que afrontar una renovación continua en nuestra labor docente, si somos capaces de adaptarnos a los cambios redundará en una mejora en el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos.

¿La creatividad de la innovación educativa está reñida con el aprendizaje, con la rutina de estudiar y el conocimiento?

Por supuesto que no, los alumnos tienen que tener una rutina de trabajo, tenemos que educarlos en la cultura del esfuerzo pero nuestro objetivo tiene que ser plantear actividades que supongan un aprendizaje significativo que les sirvan para adquirir conocimientos que apliquen en su vida diaria. Formulo y respondo a una pregunta, ¿Cuántos de los contenidos que hemos estudiado recordamos y aplicamos en nuestra vida diaria?.  Aquello que en la actualidad recordamos y que aplicamos en nuestra vida diaria, ese es el conocimiento útil y los aprendizajes que realmente han resultado significativos.

¿Cómo encaja la tecnología en la innovación y los nuevos métodos de enseñanza?

Vivimos en la era de la tecnología y la educación no puede ser ajena a ella. Pero no podemos ser esclavos de ella, simplemente la tecnología tiene que ser un instrumento más con la que trabajar en nuestras clases y que puede servir como elemento motivador. La tecnología no tiene que ser el fin de la educación, pero si tenemos que formar alumnos competentes tecnológicamente.

¿Puede la tecnología sustituir a los libros de texto?

Desde que empecé a trabajar nunca he utilizado un libro de texto, con lo cual no creo que en mi caso lo sustituya. Como docentes creo que nos deberíamos de crear nuestros propios materiales en base a la experimentación. Un libro de texto, bajo mi punto de vista encorseta demasiado el aprendizaje, y puede reducir la creatividad de docente y alumnos. De todas maneras no creo que la tecnología pueda ser sustitutiva de ningún libro de texto, tiene que ser una herramienta al servicio del aprendizaje.

¿Qué papel cree que deben jugar los exámenes?

Los exámenes simplemente deberían de ser una actividad más dentro de todas las que se hacen a lo largo de un curso y que puede servir para evidenciar los conocimientos adquiridos por nuestros alumnos. Lo que creo que no debería pasar es que supongan el mayor porcentaje de la nota de un alumno. Existen muchas otras herramientas a utilizar para evidenciar las competencias de nuestros alumnos.

¿Cómo medir mejor el progreso de los alumnos?

A través de algo tan simple como la observación. Mucha gente puede pensar que puede ser algo muy subjetivo pero yo siempre digo lo mismo, conoces a un alumno a principio de curso, vas viendo su evolución a lo largo del curso y a final de curso hazte estas dos preguntas, ¿ha cambiado?, ¿en qué?.

Héctor Asenjo, docente del Colegio La Inmaculada Camponaraya

Mirando al futuro ¿cuál es el reto de la educación en la actualidad?

Un sueño sería que se lograse un pacto educativo, pero como sé que es una utopía te diré que adaptarnos a los cambios constantes que se están produciendo en la sociedad y que hace que como educadores tengamos que remar en muchas ocasiones a contracorriente.

¿Desde los centros católicos qué podemos aportar de diferente a la innovación educativa?

Tenemos que integrar dentro los proyectos innovadores aquellos valores que promovemos como centros católicos. Valores como el respeto, el agradecimiento, la solidaridad, la responsabilidad, la honradez, la honestidad…

¿Y cómo cree que están respondiendo nuestros centros de Escuelas Católicas a este cambio de paradigma en la educación?

Pues estos premios son una buena prueba de como Escuelas Católicas está involucrada con la innovación educativa. La calidad de los proyectos que se han presentado es altísima, lo que quiere decir que en los diferentes centros de Escuelas Católicas se está trabajando bien.

Si pudiera cambiar algún aspecto de la educación actual ¿qué eliminaría, añadiría o transformaría?

La burocracia, todo el tiempo que dedicamos a papeleos administrativos y que hace que perdamos tiempo efectivo, el cual podíamos dedicar a lo realmente importante que es preparar nuestras actividades de clase. También me gustaría transformar los modelos sociales en los que se inspiran los jóvenes, que estos modelos aportasen valores que desgraciadamente se están perdiendo en la sociedad actual.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)