Investigar para crecer: investigar para innovar

Investigar para crecer:  investigar para innovar

Alumnas del Colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús (Salamanca). colaboran con profesores universitarios para aprender a realizar una investigación

En principio, la investigación necesita más cabezas que medios.” Severo Ochoa.

En los últimos tiempos mucho se está hablando sobre innovación en el terreno educativo. Parece que es algo “nuevo”, y, sin embargo, algunas de las que hoy se “venden” como nuevas metodologías de enseñanza ya han sido implantadas con anterioridad. Si nos retrotraemos al siglo XVIII, podemos comprobar que el movimiento de la Escuela Nueva apostaba por un cambio en la forma de enseñar, y no solo eso, sino que también se promovía el cambio de escenario para la adquisición de nuevos aprendizajes, es decir, permitir a los alumnos aprender contenidos curriculares fuera del aula, porque no solo podemos entender la escuela como el único contexto de aprendizaje.

Hablamos de innovación si tener en cuenta que un paso previo es la investigación, cuando se investiga se innova, está claro, afloran nuevos conocimientos, surgen dudas -ya lo resumía muy bien Aristóteles: “Es de importancia para quien desee alcanzar una certeza en su investigación, el saber dudar a tiempo”- y se propician inquietudes.

En nuestro colegio nos parece esencial enseñar a investigar a nuestros alumnos, y como no, acompañarlos en el su proceso de investigación-acción para favorecer su desarrollo integral y potenciar en ellos especialmente la competencia de aprender a aprender. Este es el motivo por el que llevamos varios años presentando trabajos a los premios de investigación e innovación en ESO, Bachillerato y Formación Profesional de Catilla y León. Los alumnos tienen la posibilidad de realizar trabajos inéditos y originales relacionados con las materias curriculares, lo que resulta mucho más atractivo para ellos.

Este año estamos investigando sobre los hábitos saludables de nuestra comunidad educativa. Para ello, Miriam Morales y Ana Rivas, dos alumnas de 1º de Educación Secundaria, bajo la dirección de María José Daniel Huerta, y con la ayuda de la directora del IUCE (Instituto Universitario de Ciencias de la Educación de la Universidad de Salamanca), María José Rodríguez Conde, y otros profesores universitarios, han conseguido validar un cuestionario para poder conocer los hábitos de vida de su comunidad escolar, con la intención de, una vez que se conozcan los resultados y se realice el correspondiente tratamiento de los datos obtenidos, poder establecer una serie de pautas y diseñar distintas actividades y/o proyectos que puedan contribuir a mejorar la calidad de vida de los padres, alumnos, profesores y PAS de nuestro colegio. Se trata de un proyecto ambicioso mediante el cual estas dos alumnas están investigando y además aprendiendo técnicas de recogida y tratamiento de datos.

Ana y Miriam han valorado este proceso de aprendizaje como algo muy positivo, y, a pesar de tener que dedicar parte de su tiempo libre a la realización del proyecto, reconocen que están aprendiendo y disfrutando a la vez.

Como profesora, creo que hay que potenciar más la investigación desde las primeras etapas escolares, ya que se enriquece mucho el proceso de enseñanza-aprendizaje, tanto para los alumnos como para los docentes. Y como bien defendía Severo Ochoa, gran científico español y premio Novel de Fisiología y Medicina en el año 1959, “En principio, la investigación necesita más cabezas que medios”, por lo que, trabajemos con nuestras cabezas -las de nuestros escolares- y los medios llegarán.

> Mª José Daniel Huerta. Profesora del Colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús (Salamanca).

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)