La Asamblea 2018 de Escuelas Católicas Castilla y León mantiene sus reivindicaciones: libertad de enseñanza, adecuada financiación de los conciertos y mayor reconocimiento de la Formación Profesional

La Asamblea 2018 de Escuelas Católicas Castilla y León mantiene sus reivindicaciones: libertad de enseñanza, adecuada financiación de los conciertos y mayor reconocimiento de la Formación Profesional

Representantes de los 182 colegios católicos de Castilla y León reunidos hoy en Asamblea fijan sus líneas de acción de futuro, persistiendo en sus demandas más urgentes.

Más de 200 representantes de los 182 centros educativos católicos concertados afiliados a Escuelas Católicas Castilla y León se han reunido hoy en la Asamblea anual de la patronal, un evento que ha servido para hacer balance del presente curso, además de para fijar retos y diseñar líneas de acción de futuro.

Los compromisos adquiridos por Escuelas Católicas pasan por seguir luchando en reivindicaciones cada vez más urgentes, que se centran en tres puntos. El reconocimiento y aplicación real de la libertad de enseñanza, solicitando respeto a la demanda social de las familias y a la libertad de elección de centro educativo. También se continuará reivindicando una financiación adecuada al coste real del puesto escolar, que garantice, en igualdad de condiciones para todos, la educación de calidad que exige el futuro de los alumnos. Y el tercer gran compromiso será solicitar una mayor implicación de la administración en la labor de orientación, difusión y reconocimiento de la Formación Profesional ya que el impulso de este tipo de educación y la FP Dual debe ser una prioridad.

Estas cuestiones se consideran prioritarias y se seguirán defendiendo y reivindicando a través de Escuelas Católicas Castilla y León en todos los foros posibles.

Además, Escuelas Católicas Castilla y León se compromete a ofrecer una formación más integral para profesores y directores dirigida a alcanzar la excelencia pedagógica en cada centro y generar una mayor calidad educativa y un clima de innovación constante en los centros de su red. También buscará una mayor implicación a la hora de afrontar el acoso escolar con determinación, facilitando todas las herramientas posibles a los centros para que puedan abordar este fenómeno desde el ámbito jurídico, pastoral, pedagógico y comunicativo.

La Asamblea 2018 de Escuelas Católicas Castilla y León se ha celebrado en el Colegio Ave María de Valladolid y en ella han estado presentes más de 200 participantes, representantes de los titulares de los centros, además de directivos y docentes de estos colegios.

Las demandas y compromisos de la Asamblea se han resumido en los siguientes puntos, en una declaración final expuesta en el cierre de la reunión:

1. Escuelas Católicas Castilla y León, que asocia a los titulares de centros educativos católicos de la región, quiere expresar la necesidad del mantenimiento de la educación concertada, un sistema que representa a más del 30% de los alumnos de la comunidad. Es preciso que la enseñanza concertada siga contando con el respaldo y reconocimiento público que merece, por su contribución a la sociedad y por hacer posible la libertad de enseñanza.

La oferta educativa debe construirse desde el respeto a la demanda social de las familias y a la libertad de elección de centro educativo. Por eso Escuelas Católicas Castilla y León seguirá luchando por el reconocimiento de la libertad de los padres para elegir el modelo educativo que deseen, tal y como contempla el Artículo 27 de la Constitución y los tratados internacionales. No se puede privar a los padres de su derecho a elegir porque creemos en la libertad de educación; en una educación pública y de calidad pero también en la concertada, ambas complementarias y necesarias.

2. Se hace necesario afrontar el acoso escolar con determinación. Queremos que todos los centros sean un espacio de paz, igualdad, buen ambiente escolar y convivencia. Y por eso seguiremos aumentando esfuerzos por mejorar las relaciones sociales en nuestras aulas y por fomentar la educación y el respeto de toda nuestra comunidad educativa. Debemos ser sensibles a cada caso y saber cómo prevenir, detectar, abordar, y erradicar estas situaciones para crear en nuestros centros una cultura de acogida y cuidado.

Desde Escuelas Católicas seguiremos trabajando por facilitar todas las herramientas posibles a nuestros centros para que puedan abordar este fenómeno desde el ámbito jurídico, pastoral, pedagógico y comunicativo. También solicitaremos la implementación de más programas preventivos en los que participen familias, escuelas y administración.

3. Escuelas Católicas Castilla y León quiere seguir trabajando en ayudar a los centros educativos e instituciones a alcanzar su excelencia pedagógica. Es necesario mantener los procesos de innovación y transformación que muchas escuelas ya han iniciado y animar al resto a que comiencen este camino. Procesos que deben apoyarse con firmeza en los proyectos educativos de los centros, en la fortaleza en sus idearios y en la solidez de sus raíces y tradiciones.

Con el objetivo de generar una mayor calidad educativa y un clima de innovación constante Escuelas Católicas Castilla y León seguirá organizando programas para formar y acompañar en la adopción de nuevas metodologías y para generar redes de educadores implicados en el proyecto educativo católico.

4. Desde Escuelas Católicas Castilla y León insistimos en defender un presupuesto digno y justo para la educación concertada, ya que es una educación pública, de calidad, complementaria, necesaria y elegida por una amplia mayoría de las familias de nuestra comunidad.

Creemos que la educación concertada posee un gran valor por su gran aportación al sistema educativo de Castilla y León, un sistema de calidad que se sustenta en el buen trabajo de la educación pública y la concertada, con un enfoque complementario que valora la riqueza de ambos sistemas y que da la posibilidad de elección a las familias, lo que enriquece el sistema educativo.

La partida de otros gastos destinada a la educación concertada en Castilla y León continúa siendo insuficiente ya que los costes reales del funcionamiento de un centro educativo siguen siendo deficitarios pese al leve incremento ofrecido por la Consejería de Educación el curso pasado.

Por eso Escuelas Católicas solicita una financiación adecuada del coste real del puesto escolar. Una financiación que garantice, en igualdad de condiciones para todos, la educación de calidad que exige el futuro de los alumnos, una atención adecuada a los que tengan necesidades educativas especiales y una previsión realista de las inversiones necesarias para una educación de calidad.

5. Por último, queremos defender una mejor labor de orientación, difusión y reconocimiento de la Formación Profesional. La oferta formativa de Escuelas Católicas Castilla y León en Formación Profesional mantiene una gran calidad y una gran relevancia para el empleo de nuestros alumnos. El impulso de la FP Dual, recomendado por la Comisión Europea, debe ser una prioridad, y para ello debe potenciarse la colaboración entre escuela y empresa. Para ello seguiremos pidiendo una mayor implicación de la administración, que debe de verdad apostar por este tipo de educación.

¿Qué es Escuelas Católicas Castilla y León?

Escuelas Católicas Castilla y León posee una amplia experiencia educativa y una red de centros y profesores que incluye 182 colegios, más de 9.000 trabajadores y representa al 27,5% del alumnado de Castilla y León con 100.000 niños en su aulas. Es la organización más representativa de titulares de centros concertados de Castilla y León y una de las comunidades educativas con más peso de la región.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)