La Iglesia pide un Pacto de Estado que dé estabilidad a la clase de Religión y reconozca el valor de la concertada

La Iglesia pide un Pacto de Estado que dé estabilidad a la clase de Religión y reconozca el valor de la concertada

Los obispos y las instituciones de la Iglesia católica del ámbito educativo, reunidos por primera vez este jueves 2 de marzo en la mesa eclesial para el diálogo educativo impulsada por la Conferencia Episcopal Española (CEE), han acordado que pedirán que el Pacto de Estado por la Educación dé estabilidad a la clase de Religión y reconozca el valor social de los colegios concertados.

“Todos los integrantes de la mesa eclesial para el diálogo educativo se suman a la petición de los obispos españoles de conseguir un pacto educativo que dé estabilidad a la enseñanza de la Religión en la escuela y la seguridad que los padres, educadores y alumnos necesitan para evitar la politización del derecho y de la libertad de la educación en nuestro país, así como el valor social de los conciertos escolares”, ha informado la CEE en un comunicado posterior a la reunión.

Los responsables del campo educativo han coincidido en que este Pacto de Estado tendría que sentar sus bases en los principios contenidos en el Artículo 27 de la Constitución Española, el cual establece que los poderes públicos deben “garantizar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Esta formación, según han recordado, es de oferta obligatoria para los centros educativos y de libre elección para los padres y los alumnos.

Este jueves se ha reunido por primera vez, en la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la mesa eclesial para el diálogo educativo. En representación de la CEE han asistido el presidente, cardenal Ricardo Blázquez; el presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanaza y Catequesis, Mons. César A. Franco; el secretario general, José Mª Gil Tamayo; y el director del secretariado de la citada Comisión, José Miguel García. Han participado representantes de instituciones de la Iglesia católica implicadas en el campo de la educación.

Han estado presentes: José Miguel García (CEE); Mariano Calabuig, presidente del Foro de la Familia; Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de la Confederación de Asociacones de Padres (COFAPA); Alfonso Aguiló, presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE); Pilar Hernández, delegada de Enseñanza de Asturias, representando a delegados de Enseñanza; Mons. César A. Franco (CEE); cardenal Ricardo Blázquez (CEE); José María Gil Tamayo (CEE); José Mª Alvira, secretario general de Escuelas Católicas (FERE); Enric Puig, secretario general de Fundaciò Escola Cristiana de Catalunya; Fernando González, profesor de Educación en la Universidad Pontificia de Salamanca; y Pedro José Caballero, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA). Ha asistido también, aunque no está en la imagen, Inmaculada Florido, delegada episcopal de Enseñanza de la diócesis de Madrid.

Necesidad de un pacto educativo

José Mª Gil Tamayo adelantaba, momentos antes de comenzar el encuentro, que “nuestro talante y nuestro estilo es positivo. Creemos que podemos aportar y vamos con ese espírtu de arrimar el hombro. Nos traemos entre manos algo muy importante como es la educación de nuestros niños y jóvenes”.

Todos los integrantes de la mesa eclesial para el diálogo educativo se suman a la petición de los obispos españoles de conseguir un pacto educativo que dé estabilidad a la enseñanza de la Religión en la escuela y la seguridad que los padres, educadores y alumnos necesitan para evitar la politización del derecho y de la libertad de la educación en nuestro país, así como el valor social de los conciertos escolares.

Marco jurídico

Entienden que el pacto educativo tendría que sentar sus bases en los principios contenidos en el Artículo 27 de la Constitución Española, cuya fuente reside en la Declaración Universal de Derechos del Hombre de la ONU y la legislación europea que condensa los derechos derivados del binomio “derecho a la educación-libertad religiosa”. En este artículo de la Constitución, en el punto 3, se especifica que “los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Esta formación es de oferta obligatoria para los centros educativos y de libre elección para los padres y los alumnos.

Clima de acuerdo y colaboración

En el ámbito de la reunión se ha constado el clima de acuerdo y colaboración en la presencia de una voz común y autorizada ante la sociedad, en la que cada uno de los ámbitos representado tiene su propio papel. Los asistentes han agradecido esta iniciativa de la conertación que tendrá continuidad en otras sesiones que se mantendrán en el futuro. Asimismo se ha acordado seguir manteniendo las gestiones y contactos con otras fuerzas sociales y políticas en relación a la cuestión de la enseñanza.

Los asistentes han recalcado el aporte positivo de las iniciativas católicas en la educación en nuestro país y han puesto de manifiesto su empeño por mantener el alto nivel de calidad en su oferta educativa que alcanza a todas capas las sociales.

Asimismo han considerado oportuno insistir en potenciar el papel de los padres, tanto de la escuela pública como de los centros de iniciativa social en el ejercicio de sus derechos y libertades.

COMENTARIOS (3)

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)