Las familias de Burgos mantienen su confianza en los centros educativos concertados de Escuelas Católicas

Las familias de Burgos mantienen su confianza en los centros educativos concertados de Escuelas Católicas

La educación concertada católica de Burgos comienza el curso 2018-2019 con 19.136 alumnos y representa el 35% del total. Los representantes de la patronal educativa destacan la labor social de los 30 centros burgaleses que complementan la demanda social de las familias

Los 30 centros concertados católicos burgaleses pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León han iniciado el curso 2018-2019 con 19.136 alumnos en sus aulas. Este tipo de educación, que representa en Burgos el 35% del total, ha recibido de nuevo este curso una gran respuesta por parte de las familias de la provincia. “Una confianza que proviene de nuestros rasgos diferenciadores como el buen clima social, formación en valores, atención personalizada, estabilidad del profesorado, e impulso para formular el proyecto de vida de cada alumno”, explicó hoy el secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, que compareció en rueda de prensa en la presentación del curso escolar en el Colegio La Salle, junto a Javier Pérez de la Canal, presidente de la delegación de Burgos de la patronal.

Los treinta colegios burgaleses forman parte de una comunidad educativa regional formada por 100.128 alumnos, una cifra que supone el 28,5% de representatividad en la educación de Castilla y León, con un total de 181 centros y 9.000 profesionales (1.733 en Burgos) -entre docentes y personal de administración y servicios-. Estos números se mantienen estables con respecto al curso anterior y demuestran de nuevo la confianza que depositan las familias de la comunidad en la educación de calidad y valores que ofrecen sus centros.

Los representantes de los centros educativos burgaleses de Escuelas Católicas Castilla y León se reúnen esta tarde para tratar temas relevantes para los directores y titulares, tales como las novedades legislativas que afectan a los centros de Castilla y León, la Jornada Deportiva EMDE, el X Congreso TIC previsto los días 16 y 17 de noviembre y las propuestas de formación de profesorado y directivos programadas para este curso.

La patronal de estos centros, Escuelas Católicas, volverá este curso a defender el modelo de conciertos educativos como garantía de libertad de elección de las familias y seguirá trabajando para mejorar la excelencia pedagógica de sus instituciones y centros educativos. No en vano, “desde Escuelas Católicas Castilla y León se defiende un modelo educativo común que comparten todos sus centros. Un proyecto unitario que mantiene su apuesta por la educación integral de los alumnos, por una educación en valores sustentada por una atención individualizada y un seguimiento constante de cada niño. Los centros de Escuelas Católicas ofrecen una formación cristiana abierta que aporta sentido vital y humanidad a cada persona”, explicó Leandro Roldán Maza, secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León.

La prioridad de todos sus colegios son el crecimiento integral de la persona y el desarrollo de sus competencias. Por eso su compromiso con la calidad educativa fundamentada en su experiencia, capacidad de adaptación y su oferta de educación integral que otorga a los alumnos los valores positivos y la preparación académica y personal que les permita desarrollar sus capacidades intelectuales, sociales, afectivas, morales y religiosas.

Su apuesta por la equidad y la integración, por una escuela abierta, acogedora e inclusiva convierte a todos sus centros en referente para las familias. Además, los centros de Escuelas Católicas se distinguen por su ideario y los valores que impulsan y proponen, pero en su camino hacia la educación de calidad se apoyan también en cuatro pilares: idiomas, innovación pedagógica, nuevas tecnologías y el compromiso por la convivencia contra el acoso escolar.

“Los 30 colegios de Burgos hemos comenzado con normalidad, nos hemos puesto en marcha este curso de nuevo para dedicarnos a los que nos gusta, la educación. Somos unos privilegiados por acompañar la educación integral de nuestros alumnos y porque contamos con la confianza de muchas familias burgalesas”, explicó Javier Pérez de la Canal, presidente de la delegación de Burgos de Escuelas Católicas.

“Acompañamos personas, y eso es una responsabilidad y un privilegio enorme. Somos conscientes de los muchos retos que tenemos que afrontar, pero queremos ir al encuentro de nuestros alumnos con esperanza e ilusión. Tenemos que regalar optimismo y creatividad cada día a los alumnos”, añadió Pérez de la Canal sobre los desafíos que se plantean los centros educativos en el nuevo curso.

Leandro Roldán Maza y Javier Pérez de la Canal

Además, también habló sobre la importancia del proyecto educativo, el conocimiento de valores, la atención personalizada y la innovación educativa, fundamentales en los centros de Escuelas Católicas Castilla y León. “Es clave el proyecto educativo asumido y planteado por docentes y familias. Contamos con muchos profesionales que trabajan convencidos y bien y nuestra fuente de inspiración es Jesús de Nazaret. Por eso los alumnos son protagonistas de su formación, los docentes acompañamos y nuestra tarea es sembrar conocimientos y valores. Les acompañamos en el conocimiento de valores, pero ellos tienen que ser los que asuman y descubran esos valores. Por eso es importante la atención personalizada y la innovación educativa, no como una moda, sino para preparar a los alumnos para un futuro nuevo”.

IDIOMAS, PLAN PIPE Y PLAN BIBE

En total existen 40 secciones bilingües en las aulas de estos colegios burgaleses. Sin embargo, Escuelas Católicas siempre ha buscado ir más allá en la mejora educativa en idiomas y por eso creó en 2011 el Plan PIPE (Plan Integral de Plurilingüismo Educativo). Actualmente, el programa de idiomas alcanza 86 centros adscritos en Castilla y León (16 en Burgos) y 8.800 alumnos que han podido certificar sus conocimientos por medio de los exámenes oficiales de Trinity College London y Cambridge English. Además, este curso es el tercero del Plan BIBE, programa de idiomas dirigido a alumnos de 0 a 6 años, que se impartirá en 33 centros (3 en Burgos).

NUEVAS TECNOLOGÍAS E INNOVACIÓN PEDAGÓGICA

24 centros educativos de Burgos pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León cuentan con la certificación de excelencia en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Además, dos de estos han obtenido el nivel 5 en excelencia TIC.

Escuelas Católicas sigue apostando por la formación continua de su profesorado y por la innovación pedagógica de sus centros. Por eso se mantendrá su Plan de Formación que fomenta la capacitación de sus profesionales y la mejora de la educación que reciben los alumnos. El curso pasado se realizaron 65 actividades formativas en las que participaron 5.000 docentes y profesionales y que se centraron en materias de innovación como orientación, atención a la diversidad, fomento de la lectura, pedagogía infantil, idiomas, formación de directivos, calidad, nuevas tecnologías o comunicación.

Además, Escuelas Católicas renueva su compromiso contra el acoso escolar y volverá a volcarse en la mejora de la convivencia y la lucha por la eliminación total del acoso escolar.

REIVINDICACIONES. PÉRDIDA DE UNIDADES

La última resolución de conciertos de la Consejería de Educación de Castilla y León deja en los centros de Escuelas Católicas 4.278 unidades para el curso 2018-2019,con una reducción de 14 unidades con respecto al curso anterior. En Burgos son 813, cuatro menos este curso. Escuelas Católicas Castilla y León lamenta esta continua pérdida de unidades y la falta de creación de nuevas unidades de apoyo, muy necesarias en todos nuestros centros. Lo más positivo para el avance y progreso de la calidad educativa y la libertad de elección de educación es el crecimiento y no la supresión de unidades para que las familias puedan seguir eligiendo la educación de sus hijos.

La patronal es consciente de que esto vuelve a demostrar la negativa evolución demográfica de Castilla y León porque hay menos niños en edad escolar, pero esta situación no debe ir en contra de la calidad de la educación y la libertad de elección de enseñanza de las familias.

Además, en Formación Profesional se produce un mínimo crecimiento, de solo 4 unidades, una cifra insuficiente para esta educación. Es necesario ampliar el mapa escolar de FP de Castilla y León porque es una fuente de empleabilidad real y consistente,además de fortalecer, innovar y actualizar este tipo de estudios, crear un mayor número de títulos, apostar de verdad por la FP Dual y, sobre todo, ofrecer más flexibilidad a los centros concertados para atender con rapidez y suficiencia las demandas de los alumnos.

PRESUPUESTO JUSTO EN LA PARTIDA DE OTROS GASTOS

Desde Escuelas Católicas Castilla y León se insiste en defender un presupuesto digno y justo para educación concertada, ya que es una educación de calidad, complementaria, necesaria y elegida por una amplia mayoría de las familias. Para garantizar la libertad de elección de centro la patronal demanda una justa financiación de conciertos

El presupuesto dirigido a la concertada continúa sin incrementarse lo suficiente. La partida general de Otros Gastos (que se destina al pago del personal no docente, al equipamiento necesario para la labor educativa y al mantenimiento del centro: luz, calefacción, reparaciones ordinarias…), sigue siendo insuficiente ya que los costes reales del funcionamiento de un centro educativo son deficitarios. En este momento los colegios concertados de Castilla y León sólo reciben el 50% de lo necesario para cubrir los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la actividad educativa.

DEFENSA DEL MODELO DE CONCIERTOS

Desde la organización se considera que la educación concertada posee un gran valor por su gran aportación al sistema educativo de Castilla y León, un sistema de calidad que se sustenta en el buen trabajo de la educación pública y la concertada, con un enfoque complementario que valora la riqueza de ambos sistemas y que da la posibilidad de elección a las familias, lo que enriquece el sistema educativo.

La escuela católica concertada de Burgos y Castilla y León se reafirma en su voluntad de trabajar por la libertad de enseñanza. La escuela concertada tiene la obligación de complementar en plano de igualdad a la escuela pública, para conformar un sistema educativo plural, diverso, cualificado y basado en la demanda social.

Por eso es importante garantizar la necesaria estabilidad del sistema educativo e impulsar medidas que refuercen tanto el derecho de todos a una educación de calidad, como la libertad de enseñanza (derecho de creación y elección de centros). Este enfoque complementario valora la riqueza de ambos sistemas y da la posibilidad de elección a las familias, lo que enriquece al sistema educativo y a la sociedad.

A Escuelas Católicas Castilla y León le preocupa que el nuevo gobierno central ponga trabas a la existencia de la educación concertada, y que algunos grupos parlamentarios desprestigien su labor dentro del sistema educativo, además de que se le atribuyan privilegios inexistentes. Aunque nos hemos alejado mucho del Pacto Educativo, Escuelas Católicas pide al Gobierno que vuelva al diálogo para alcanzar un acuerdo entre todos los sectores afectados.

Escuelas Católicas recuerda que las redes pública y concertada son complementarias, que ambas garantizan el derecho a la educación y que se puede defender la escuela pública sin ir contra la libertad de enseñanza, que incluye el derecho de elección de centro por parte de las familias. El mantenimiento de unidades educativas en ambas redes es fundamental para garantizar un servicio educativo que proteja la calidad de enseñanza y la libertad de elección de centros. Escuelas Católicas Castilla y León continua defendiendo el derecho de las familias a elegir la formación de sus hijos y la continuidad de unidades que permitan el ejercicio de ese derecho.

¿Qué es Escuelas  Católicas Castilla y León?

Escuelas Católicas Castilla y León posee una amplia experiencia educativa y una red de centros y profesores que incluye 181 colegios, más de 9.000 trabajadores y representa al 28,5% del alumnado de Castilla y León con 100.000 niños en su aulas. Es la organización más representativa de titulares de centros concertados de Castilla y León y una de las comunidades educativas con más peso de la región.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)