“Los protocolos de acoso escolar necesitan atender más a las emociones, saber qué preguntar y cómo hacerlo”

“Los protocolos de acoso escolar necesitan atender más a las emociones, saber qué preguntar y cómo hacerlo”

“No podemos ser perfectos, pero si pido a los docentes que se pongan unas gafas especiales, unas gafas que nos permitan aprender a mirar de otro modo y ver las emociones”. Fue una de las frases que pronunció la psicóloga Vanessa Ramajo, coordinadora general de la Asociación REA (Asociación castellano y leonesa para la defensa de la infancia y juventud) y ponente hoy de la jornada formativa sobre acoso escolar organizada por Escuelas Católicas Castilla y León.

La jornada ‘Aplicación del protocolo de actuación ante situaciones de sospecha de acoso escolar: entrevistas, fases, recursos’ sirvió para que un centenar de docentes aprendieran conceptos básicos sobre acoso escolar y el desarrollo de estrategias de actuación.

“Es importante contar con un protocolo de actuación, pero es más importante saber qué decir, cómo decirlo, cómo actuar… Hay que recordar constantemente que trabajamos con niños, con personas, con emociones”, explicó Vanessa Ramajo.

“Pero siempre hay algo claro en el acoso escolar”, comentó la psicóloga, “el sufrimiento es incuestionable. Da igual que sea rechazo, conflicto, trastornos de conducta, acoso escolar…. Hay un niño que está sufriendo. Nuestra misión es ver y saber si está sufriendo, nuestra responsabilidad es protegerlo”.

En la Asociación REA existe un protocolo propio de actuación en caso de acoso escolar, “muy similar al del ámbito educativo, pero me he dado cuenta que faltan cosas: cómo hacer las entrevistas a los niños, qué estrategias seguir, tampoco nos dice qué preguntar en cada caso”, comentó Vanessa Ramajo. “Los protocolos de actuación de acoso escolar deberían incluir esas preguntas que hay que hacer a los niños en las entrevistas, quién debe hacerlas y cómo deben hacerse esas entrevistas”, argumentó.

“Esta claro que no es que no queramos actuar, pero a veces no sabemos cómo hacerlo, o no estamos capacitados”, dijo Vanessa, por eso es importante mejorar, adaptar y aumentar los protocolos de actuación en casos de acoso escolar.

Vanessa Ramajo expuso las cuestiones qué deben hacerse los centros educativos para empezar a mejorar sus protocolos: “¿Sabemos diferenciar rechazo, violencia en el aula, acoso escolar, conductas disruptivas? ¿Se encuentra nuestro centro para afrontar situaciones de violencia en las aulas? ¿Qué espera el alumnado de nosotros?”. Según la especialista los alumnos esperan que los docentes compartan su mochila del sufrimiento con ellos, “que les escuchemos, que les protejamos, que seamos una figura de referencia, y que les ayudemos. También las familias necesitan seguridad para sus hijos. Por eso hay que preguntarse qué estamos haciendo para cumplir esas expectativas”.

La psicóloga enseñó a los participantes de esta jornada a diferenciar entre un conflicto y un caso de acoso escolar. “El conflicto es un problema entre iguales, en el que existe una diferencia de opinión, pero en el acoso escolar hay un abuso de poder, con una asimetría (o siempre los mismos o siempre al mismo), con una intencionalidad de hacer daño, este es un concepto importante porque el acosador disfruta con el sufrimiento del otro. El acoso se realiza con frecuencia, hay una repetición, es habitual, persistente y sistemático. También es invisible a los ojos del adulto, existe un motivo personal y permanece en el tiempo. También hay silencio, miedo e indefensión”, analizó.

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)