Pastorinas de León imparte en sus clases una novedosa metodología de formación: Aprendizaje Basado en Proyectos

Pastorinas de León imparte en sus clases una novedosa metodología de formación: Aprendizaje Basado en Proyectos
  • El cambio metodológico se ha introducido en los cursos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria 
  • El centro abrió las puertas a los familiares de los estudiantes para hacerles partícipes y celebrar la culminación de los Proyectos

El colegio Divina Pastora de León ha llevado a cabo durante varias semanas un proceso de enseñanza novedoso para sus alumnos con el método Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), suponiendo un cambio metodológico en la formación cotidiana de los mismos y haciéndoles conscientes de su propio aprendizaje.

Todo el proceso viene impulsado debido a que la LOMLOE incluye en sus bases la realización de proyectos significativos para el aprendizaje de los estudiantes, así como la resolución de problemas en equipo para reforzar aspectos como la reflexión, la autonomía, la autoestima, el desarrollo en sociedad y la propia responsabilidad del alumnado. El ABP cuenta con múltiples beneficios asociados a su implantación como el desarrollo del pensamiento crítico, la mayor motivación, la integración del aprendizaje autónomo, la creatividad y el emprendimiento. Además, los alumnos adquieren capacidades más complejas como la toma de decisiones acerca de su proyecto, el establecimiento de relaciones/conexiones entre conceptos y el buen uso del lenguaje oral condicionará de forma positiva en sus debates y exposiciones de ideas al retso de compañeros de clase.  

Para conseguir estas aptitudes y el desarrollo del método en sí, el profesorado de Pastorinas ha contado con la formación adecuada y concreta desde el curso pasado hasta el actual. Cabe destacar que el colegio apuesta desde hace varios cursos por metodologías activas como “el aprendizaje cooperativo, proyectos, gamificación, inteligencias múltiples, aprendizaje y servicio”, aseguran.

El centro ha estructurado, durante el primer trimestre del curso escolar 2022/2023, el ABP de manera que agrupara uno de sus aspectos esenciales: el trabajo individual y el colaborativo, alternando así las dos modalidades con el fin de resolver nuevos desafíos y tareas a través de la realización de proyectos en los cursos de Infantil, Primaria y Secundaria. En las tres etapas educativas, el equipo directivo ha trabajado e impuesto las órdenes de tareas y programación de forma similar y equitativa con el objetivo de llevar un orden y alcanzar un resultado global positivo del ABP en los diversos cursos de Pastorinas. Igualmente, dentro de su pedagogía franciscana “al estilo de María Ana Mogas”, la institución ha respetado y ha tenido en cuenta durante el proceso la diversidad de ritmos, capacidades y situaciones personales existentes entre los alumnos, continuando con su espíritu de Escuela Católica y siendo un espacio integrador que favorece el desarrollo de todos, cuidando especialmente a los más necesitados: “Concebimos nuestra escuela como un ámbito de crecimiento y desarrollo de la persona en todas sus potencialidades, tanto en la dimensión personal como social, para lograr una personalidad armónica, libre e integrada de acuerdo con una escala de valores que den sentido a su vida.”

Desde el colegio cuentan que, durante la aplicación de este método, los alumnos parten de un desafío inicial y llevan a cabo un proceso de investigación, a través de varios hilos conductores, “que culmina con la creación de un producto final”. Para ello, asociaban varias asignaturas para trabajar un tema común durante un mismo periodo de tiempo y se organizaba a los estudiantes en grupos en los que, cada uno, adquiría un rol diferente (coordinador, secretario, ayudante y portavoz) y se evaluaban entre los propios componentes del equipo diariamente. De esta manera, “ además de contribuir de forma horizontal a la adquisición del aprendizaje, este resulta más significativo, atractivo y eficaz.”, afirman.

En Educación Infantil y Primaria el proyecto, titulado “Aquí la Tierra”, se aplicó durante cuatro semanas en las que los más pequeños aprendieron la importancia de conocer otros países y culturas investigando los diversos elementos qué se necesitan para viajar y la importancia de los medios de transporte. Mientras, los alumnos de Primaria, adquirieron nuevo vocabulario científico y estudiaron los movimientos de la Tierra, asociando la formación a un espíritu más ambiental y de investigación sobre la diversidad climática y la intervención humana en el medio natural.

El proyecto de los alumnos de Educación Secundaria, se centraba en los diferentes períodos de la historia humana y se denominó “Del Homo antecessor al Homo netflix. Durante las tres semanas de trabajo el curso de 1º de la ESO se centró en Egipto, en 2º de la ESO en la Edad Media, los estudiantes de 3º examinaron el paso de lo local a lo global y los de 4º de la ESO el progreso de la servidumbre a la ciudadanía.

Además, el último día de culminación de los proyectos, Divina Pastora de León abrió las puertas a los familiares de los escolares para celebrar junto a los chicos el aprendizaje desarrollado durante el ABP con un alto grado de participación por parte de los invitados. Éste detalle es, para la Dirección del centro, “la clave” del método ya que es el momento en el que “nuestros alumnos son los protagonistas y hacen partícipes a las familias de todo lo que han aprendido durante las semanas” con la exposición de sus productos/portfolios y las metodologías empleadas. De esta forma, las familias constataron que, a pesar de trabajar con una metodología diferente al estilo educativo, se había conseguido una gran ampliación de conocimientos en los niños, así como un desarrollo de la capacidad de enfrentarse a los retos de un futuro cambiante de forma creativa, asumiendo responsabilidades y con espíritu crítico. “Como en cualquier nuevo proyecto que se inicia, surgen dudas iniciales tanto en profesores como en alumnos y familias pero se han ido solventando al ver los resultados y satisfacción de todos ellos”, garantiza la Dirección.

El centro educativo Pastorinas de León está convencido de que, tras el éxito de su aplicación, “El ABP es una metodología que va a tener continuidad en nuestro colegio” y que debería propagarse al resto de la educación concertada con una formación destinada al profesorado y centrando la atención en “la nueva ley educativa y las tendencias mundiales en educación que conseguirán finalmente consolidar su implantación.”