La defensa de la concertada, una tarea de todos

La defensa de la concertada, una tarea de todos

La escuela concertada de la Comunidad Valenciana hizo ayer domingo, 22 de mayo, una demostración de unidad logrando que cerca de 40.000 personas participaran en la plaza de la Virgen en Valencia en una concentración en defensa de la libertad de enseñanza, y del derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos.

 El “arreglo escolar” propuesto por la Consejería de Educación valenciana que conlleva el cierre de 18 aulas, la no concertación de más de 20 unidades aún teniendo la ratio suficiente, y la pérdida de apoyos educativos, ha motivado que alumnos, profesores, familias y titulares de centros salgan a la calle para exigir el cese de recortes a la concertada, y para decir a los poderes públicos que se garantice el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

El recorte de apoyos y la reducción de unidades que en este caso se ha producido en la Comunidad Valenciana es el reflejo de una manera de entender la educación. El llamado “arreglo escolar” se ha realizado sin el mínimo diálogo con los sectores afectados y sólo responde a la pura planificación administrativa a partir de una concepción de la escuela concertada como “subsidiaria” de la pública, a pesar de que la legislación habla de “complementariedad de redes”. Por lo tanto, no es algo aislado, sino una tendencia que se está reproduciendo o que amenaza con extenderse también a otras comunidades autónomas, lo que genera cierta incertidumbre de cara a las próximas elecciones generales.

Por ello, Escuelas Católicas hace un llamamiento a la unidad de la escuela concertada que en estos momentos se ve amenazada, al tiempo que pide solidaridad con lo que está ocurriendo en la Comunidad Valenciana, donde muchos trabajadores ven ahora comprometido su futuro y muchos padres no podrán elegir el colegio de sus hijos.

Es momento de unirnos y de decir alto y claro que NO queremos gobiernos que priven a los padres de su derecho a elegir; que NO queremos más demagogia; y que creemos en la libertad de educación; en una educación pública y de calidad pero también en la concertada, ambas complementarias y necesarias; y que no somos un negocio, sino que realizamos una importante labor social con un tipo de educación que atiende también a los más desfavorecidos trabajando por una sociedad más justa e igualitaria.

El secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira, que estuvo presente en la concentración, quiso recordar una vez más a la Administración que estamos en una sociedad plural y democrática en la que todos los proyectos educativos tienen cabida en nuestro sistema.

Asimismo, Alvira insistió en la necesidad de que la Administración y la sociedad reconozcan el papel de la escuela concertada, una escuela que defiende valores, que es complementaria a la pública y que además supone un importante ahorro para el Estado (6.000 millones cada año), por lo que solicitó el apoyo económico necesario para que esa libertad de educación sea real y posible.

Por último, Escuelas Católicas quiere recordar que las familias que escolarizan a sus hijos en la enseñanza concertada también sufragan la educación con sus impuestos y que desean que se cumpla el Artículo 27 de nuestra Constitución, haciendo realidad la elección del tipo de centro conforme a sus convicciones.

concentracion-educacion-concertada-valencia-02

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)