Club de lectura del Colegio Divina Pastora (León)

Club de lectura del Colegio Divina Pastora (León)
Proyecto: Club de lectura del Colegio Divina Pastora (León), el Club de las Cuatro Menos Cuarto
Autor: Gimena Alonso Sánchez, profesora de Lengua y Literatura e impulsora del proyecto.
El Club de las Cuatro Menos Cuarto cuenta con los siguientes miembros: Gloria, Cristina, Marga, Blanca, Vicky, Alfredo, Javier, Santi, Carmen, Lucía, Begoña, Gimena y Marta.

El Club de lectura del Colegio Divina Pastora surgió como área de mejora desde el Plan de Fomento a la Lectura del Centro en el curso 2012-2013. Como miembro del equipo, profesora de Lengua y Literatura y bibliófila empedernida, me apasionaba la idea de formar un club de lectura, pero también me asustaba pensar en las expectativas que se pudieran crear las personas interesadas. Sin embargo, las ganas pudieron más que el miedo y, finalmente, me arriesgué.

Los comienzos fueron difíciles, el primer día solo acudió a la reunión una madre, Gloria, a la que estaré eternamente agradecida por demostrarme que nuestra ilusión era suficiente para comenzar algo nuevo. Así nació el Club de las Cuatro Menos Cuarto, el Club de Lectura de padres y madres del Colegio Divina Pastora de León.

Aunque son muchos los libros leídos a lo largo de estos cinco años de vida de nuestro club, algunos los recordamos de manera especial.

El primero que leímos fue Las fuentes de la salud, de la escritora leonesa Ara Antón, que nos acompañó para comentarlo y con la que aprendimos que no hay mejor manera de conocer una obra que a través de su autor. Con Cartas de una desconocida y Veinticuatro horas en la vida de una mujer, de Stefan Zweig, dos novelas cortas, muy ágiles, la mayoría de nosotros forjamos el vínculo de pertenencia a este club y también la necesidad de leer y de, como dijo Pedro Laín Entralgo, “a través de la lectura, regalarnos compañía y libertad para ser de otra manera”.

Después llegaron más momentos inolvidables. Vive como puedas, de Joaquín Berges, nos arrancó más de una carcajada; La cena, de Herman Koch, provocó una de las mayores polémicas acerca de ¿hasta dónde llegarías por defender a tu hijo?; también hubo instantes muy tiernos y emotivos recordando a Salvatore Roncone, protagonista de La sonrisa etrusca, de José Luis San Pedro.

Una de las tardes más mágicas de todas fue aquella en la que viajamos a San Irineo de Arnois de la mano de El despertar de la señorita Primm, de Natalia Sanmartín, en la que entendimos que con un buen café, té y unas pastas hechas por nosotros, la literatura es más dulce, “una novela llena de emoción, en la que las situaciones que se reproducen, la caracterización de los personajes y el propio ambiente te envuelven desde el principio, donde lo esencial toma protagonismo”(Cristina).

El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano, nos desgarró, nos sorprendió y nos cautivó. “Gracias al señor Galeano, sé quiénes son «los nadies», «la burocracia», lo que dicen las paredes, la inmensa soledad en la nochebuena (-Decile a… – susurró el niño-. Decile a alguien, que yo estoy aquí)” (Santi).

Club de Lectura del Colegio Divina Pastora de León.

Club de Lectura del Colegio Divina Pastora de León.

El curso 2015-2016 estuvo lleno de grandes emociones, Nada se opone a la noche, de Delphine de Vigan, fue un huracán que nos sacudió por dentro y nos recordó lo caprichoso que es el destino con algunas familias. Sorprendente y real, de los pocos que te hacen derramar lágrimas y que, cuando lo terminas y lo cierras, piensas que no puede haber un libro más impactante, y sientes unas ganas terribles de contárselo a todo el mundo. A este, le siguió Cumbres borrascosas, de Emily Bronte, “una lectura que ha producido en mí cierta discontinuidad emocional, de la perplejidad al rechazo y la reprobación del comportamiento de sus personajes, como si algo dentro de uno se removiera…, una lectura intensa, densa y afilada” (Marta).

También fue el primer año que leímos poesía; cómo disfrutamos de aquella maravillosa reunión con Julia Conejo, autora del poemario El bolso de Mary Poppins, con la que dimos rienda suelta a nuestra melancolía recitando y exprimiendo sus poemas. “Participar en el club de lectura del Colegio fue una experiencia muy hermosa. Me sorprendió gratamente la actitud de todos los participantes, que no se limitaron a formular preguntas y escuchar, sino que aportaron valoraciones e impresiones muy interesantes acerca de mis poemas. Esto hizo la charla muy enriquecedora y positiva para mí. Una tarde para no olvidar” (Julia Conejo).

Además nos iniciamos en la literatura de viajes con Gabriel Quindós, que nos habló de su libro Otras nubes, otras lluvias, “con unos relatos que nos llegaron muy adentro y nos transportaron directamente a Vietnam” (Vicky). “Lo del otro día fue uno de los momentos más bonitos y gratificantes relacionados con el libro. Qué atenta lectura, con cuánto respeto se acercan al autor y su obra.” (Gabriel Quindós)

En este curso en el que nos encontramos, puedo decir que estamos casi todos los que empezamos. Entre las lecturas más recientes, destaca el Palacio de la luna, de Paul Auster, “una narración muy lograda, con un ritmo rápido, fácil de leer, que te engancha en las primeras páginas con personajes atípicos e historias creíbles” (Gloria); “logra transmitir la idea de que uno puede dejarse llevar, arrastrar incluso por la deriva del destino sin angustiarse por ello, confiando serenamente en una especie de providencia que al final viene a rescatarnos” (Javier). Además, por fin hemos leído La princesa prometida, de William Goldman, un libro muy especial. “Para mí, es una lección sobre la amistad por la amistad y del amor por el amor. Una aventura increíblemente maravillosa con un mensaje de vitalidad, de no darse por vencido aunque creas que está todo perdido” (Santi).

Y nos hemos reído con El Proyecto Esposa, “un libro divertido…, pero que también te hace reflexionar sobre la manera de actuar de muchas personas que no piensan de manera convencional, pero que sienten y son capaces de hacer grandes locuras por amor” (Marga).

El leer es necesario para la vida, y no hay mejor manera de introducirlo en un colegio que a través de los padres y de los profesores, porque nosotros somos ejemplo para nuestros hijos y alumnos. Desde el Colegio Divina Pastora de León seguiremos dando todo nuestro apoyo al Fomento de la Lectura y la Cultura. “De eso va la literatura, de sorprendernos, de hacernos más completos y regalarnos viajes increíbles, de conseguir que pensemos por nosotros mismos y de que admiremos la belleza y sobre todo la libertad”, Óscar Santos.

COMENTARIOS (1)

Dejar Comentario

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>