Escuelas Católicas Castilla y León galardona a la Policía Nacional junto a centros y docentes ejemplares

Escuelas Católicas Castilla y León galardona a la Policía Nacional junto a centros y docentes ejemplares

El Jefe Superior de la Policía Nacional en Castilla y León, Jorge Zurita, recibió en nombre de la institución el Premio Especial Escuelas Católicas Castilla y León 2018

Además fueron galardonados tres centros: Santo Domingo de Guzmán (Palencia), Marista Champagnat (León) y Obra Social del Santuario (Valladolid) y tres docentes: Manuel Santervás, María Jesús Borobio y Pablo Fernández

El Colegio Nuestra Señora de la Consolación de Valladolid fue el escenario hoy de la entrega de galardones de los Premios Escuelas Católicas Castilla y León 2018, un acto en el que fueron reconocidos varios profesores y centros por su esfuerzo en la promoción de la educación. Además, junto a centros y profesores, la Policía Nacional también recibió uno de los galardones, el Premio Especial, que fue recogido por Jorge Zurita Bayona, Jefe superior de Policía de Castilla y León.

Máximo Blanco, Jorge Zurita -Jefe Superior de la Policía Nacional de Castilla y León, y Leandro Roldán.

Jorge Zurita Bayona quiso agradecer el premio recibido, “que supone para la Policía Nacional un aliciente más para seguir trabajando con la misma intensidad e ilusión”, dijo. “Queremos ayudar a alumnos, docentes y padres para que conozcan los peligros existente en internet y redes sociales. Además, la Policía tiene una importante labor preventiva, quiere estar cerca de la juventud y los alumnos, para formarles en seguridad y en la conservación de su privacidad. Trabajamos con los centros e impartimos miles de charlas en toda España, pero también intentamos transmitir valores, y el más importantes es el respeto, que ayudará a los jóvenes a vivir en convivencia y libertad”, comentó el Jefe Superior durante su discurso.

El Presidente de Escuelas Católicas Castilla y León, Máximo Blanco Morán, habló de las razones del premio entregado a la Policía Nacional: “Destacamos el Premio Especial a la Policía Nacional por su actividad fundamental de seguridad y orden público, pero también por el apoyo educativo en los centros a través de una gran variedad de programas de formación”.

Escuelas Católicas Castilla y León ha concedido este premio a Policía Nacional “por su labor por la educación de los niños, por su compromiso social con los alumnos de centros educativos y por su gran interés en formar en seguridad y privacidad”, explicaba el jurado de los Premios Escuelas Católicas Castilla y León 2018 en su fallo. “La Policía Nacional es un referente en su compromiso con la formación de los más pequeños y jóvenes para que de primera mano tengan acceso a información sobre seguridad, sobre los peligros existentes en internet y redes sociales y sobre los recursos disponibles para la prevención de delincuencia y protección a las víctimas”, añadía.

Estos premios sirven para reconocer la labor de centros educativos y docentes y hacer visible el trabajo y esfuerzo que dedican todos los profesionales pertenecientes a la organización de centros católicos de la región. “Todos los premiados hoy aquí presentes, representan un alto nivel de dedicación a la educación, por uno u otro motivo, por su innovación, su creatividad, su constancia, su búsqueda incansable de la calidad educativa, por su activa difusión de la educación”, dijo el Presidente de Escuelas Católicas Castilla y León.

Máximo Blanco, Juanjo Seoane -Colegio Marista Champagnat-, Leandro Roldán y Ángel Miguel Vega.

Estos premios han servido para reconocer el trabajo de tres centros educativos: Colegio Santo Domingo de Guzmán (Palencia), Colegio Marista Champagnat (León) y Colegio de Educación Especial Obra Social del Santuario (Valladolid), además de tres docentes: Manuel Santervás Martín (Colegio Santísima Trinidad – Salamanca), María Jesús Borobio Soto (Colegio Santa Teresa de Jesús – Soria) y Pablo Fernández Domínguez (Colegio María Auxiliadora – Salamanca). En el evento también estuvo presente Ángel Miguel Vega, Director General de Política Educativa de la Consejería de Educación, que hizo entrega de los galardones a los centros educativos.

Máximo Blanco, Presidente de Escuelas Católicas Castilla y León, valoraba así esta iniciativa durante su discurso: “Premiamos hoy a estas personas e instituciones para reconocer su esfuerzo en este objetivo común que nos define a las Escuelas Católicas como institución y, a la vez, para animar a los demás centros y educadores a seguir su camino y adaptarlo a cada una de nuestras obras educativas”. El Presidente también añadió: “Cada uno de los premiados sois un buen ejemplo de la educación católica en Castilla y León y de lo que nosotros como institución representamos”.

Por su parte, Leandro Roldán Maza, Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, tuvo unas palabras hacia los docentes premiados: “Hoy hemos querido galardonar aquí a estos educadores porque son ellos los que conforman el corazón del sistema educativo. Sus acciones contribuyen más al futuro de la sociedad que cualquier otra profesión, porque enseñan a pensar, forman la inteligencia y el carácter… Nos inspiran a ser mejores”.

También hubo palabras emotivas en los discursos de varios de los premiados. Fue el caso del profesor Manuel Santervás Martín (Colegio Santísima Trinidad – Salamanca) que dijo: “Los profesores de ahora son mejores que los que yo tuve y mis alumnos son mejores que yo como alumno. El profesor es la parte más importante de lo que ocurre en el aula, y más allá de las metodologías lo que importa es el profesor. Somos un modelo para los alumnos y es esencial que ellos crean en ti”.

María Jesús Borobio Soto, del Colegio Santa Teresa de Jesús de Soria también quiso dedicar el premio principalmente a alumnos y familias. “Porque los alumnos me motivan cada día, y me hacen ser más sensible y mejor persona. Sois el futuro, el futuro está en vuestras manos. También a las familias, un pilar fundamental para nosotros porque compartimos éxitos, preocupaciones, inquietudes y alegrías, y porque tenemos el mismo objetivo: que nuestros alumnos sean felices”, dijo la docente. “El premio supone un reconocimiento a mi labor docente, ya que me siento afortunada y privilegiada porque me dedico a una profesión que me encanta y me apasiona”.

Miembros de la Policía Nacional presentes en la entrega de premios.

El último en subir al escenario fue Pablo Fernández Domínguez, profesor en el Colegio María Auxiliadora de Salamanca, y que a sus 85 años lleva 61 de labor docente al servicio de los más jóvenes. El veterano profesor habló del papel del educador: “Nuestros alumnos son constructores y la construcción de si mismos laos protagonistas de su vida, los docentes somos acompañantes, estimulantes, a veces testigos impotentes. Nuestro papel es reducido pero paradójicamente decisivo y esencial, como una gota de agua en el mar, pero el mar no sería el mismo sin ella. Así de pequeña y de grande es nuestra tarea”.

Pablo Fernández también habló del corazón como clave en la educación. “En la educación de valores no cuentan tanto los medios técnicos como la intervención del corazón. Estoy convencido de que la transmisión de valores será proporcional al amor puesto en nuestra tarea. Mi experiencia me ha permitido saber que los alumnos también deben sentirse amados, algo clave en la era predigital en la actualidad y en el futuro”.

Máximo Blanco, Araceli Ruiz -directora del Colegio Obra Social del Santuario, Lino Collazos -Secretario General de la Fundación Emilio Álvarez Gallego- Leandro Roldán y Ángel Miguel Vega.

En esta edición de 2018 los galardonados en el apartado de centros educativos han sido el Colegio Santo Domingo de Guzmán de Palencia. Sor Jeanet Pintacasi, directora del centro, recogió el galardón. También recibió premio el Colegio Marista Champagnat de León, que fue recogido por su director, Juanjo Seoane. Por último, el Colegio de Educación Especial Obra Social del Santuario de Valladolid recibió uno de los premios más emotivos. Araceli Ruiz, directora del centro, y Lino Collazos, Secretario General de la Fundación Emilio Álvarez Gallego.

¿Qué es Escuelas Católicas Castilla y León?

Escuelas Católicas Castilla y León posee una amplia experiencia educativa y una red de centros y profesores que incluye 182 colegios, más de 9.000 trabajadores y representa al 27,5% del alumnado de Castilla y León con 100.000 niños en su aulas. Es la organización más representativa de titulares de centros concertados de Castilla y León y una de las comunidades educativas con más peso de la región.

Máximo Blanco, Sor Jeanet Pintacasi -Colegio Santo Domingo de Guzmán de Palencia-, Leandro Roldán y Ángel Miguel Vega.

El docente Pablo Fernández Domínguez (Colegio María Auxiliadora – Salamanca).

María Jesús Borobio Soto (Colegio Santa Teresa de Jesús – Soria) con uno de los premios.

El profesor Manuel Santervás Martín (Colegio Santísima Trinidad – Salamanca) junto a Máximo Blanco y Leandro Roldán.

[envira-gallery slug=”premios-escuelas-catolicas-castilla-y-leon-2018″]

Dejar Comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)